Entic Designs, baldosas hidráulicas con arte

23 marzo 2024

por | 23 marzo 2024

«Todo empezó en 2005, cuando mi hermana Isabel (del estudio Rubio&Ros) hizo un stand para la Feria del Mueble de Valencia en el que utilizó un pavimento hidráulico elaborado en Marruecos. Fue verlo y me enamoré. Al verano siguiente cogí un barco y me fui a Tánger a conocer al artesano que había hecho aquellas baldosas. Y de ahí, al sótano de mi casa, donde nació Entic Designs«. Eugenia Rubio, que venía profesionalmente del mundo de la exportación del mueble y estaba de baja maternal, cuenta así cómo fueron los primeros pasos, hace casi veinte años, de la que iba a ser su empresa y la firma pionera en Valencia en la elaboración artesanal de la baldosa hidráulica. Partiendo de los diseños que tenía aquel artesano marroquí al que llegó casi por casualidad, Eugenia se sumergió en el mundo baldosa a través de viajes y de muchas lecturas.

Pronto detectó que, en el planteamiento de su negocio, había problemas de logística a la hora de traer las piezas desde Tánger y emprendió la búsqueda por todo el país hasta dar con un fabricante español para sus baldosas. El producto de Marruecos, muy potente visualmente y con mucha fuerza gracias a que tienen colores con mucho pigmento, resultaba poco resistente porque entre sus componentes cuenta con poca marmolina. Eugenia quería conseguir piezas más duraderas. Tras mucho buscar, encontró a su socio en Andalucía con el que, a día de hoy, sigue haciendo tándem.

Eugenia Rubio, fundadora de Entic Designs, pisando ‘Drops’, uno de los diseños del estudio Mut Design para la firma de baldosas hidráulicas. (Foto: Eduardo Manzana).

Del sótano de su casa, Eugenia pasó a un bajo esquinero en la Plaza de San Nicolás, en pleno centro histórico de Valencia, una bombonera que atrapaba las miradas de todo aquel que pasaba por la puerta. Turistas, lugareños y hasta diseñadores galardonados con el Premio Nacional. «Jaime Hayon un día entró en la tienda. Le gustó todo. Acabé poniéndole el suelo de su casa«, cuenta entre risas. Tuvo que cerrar ese local y mudarse porque, entre otras cosas, llegó un momento en que no paraba de entrar gente a ver los maravillosos diseños «y no había forma de trabajar». 

Los grandes arquitectos modernistas y los hidráulicos

La explosión de la baldosa hidráulica llegó desde Francia, donde se originó a mitad del siglo del XIX, hasta Barcelona, donde se extendió a través del modernismo catalán. Gaudí utilizó estas baldosas para reconocidos monumentos en Barcelona y también en las aceras del Paseo de Gracia, en este caso con piezas fabricadas por Escofet, uno de los mejores y más antiguos fabricantes de este tipo de material, con una historia de 130 años a cuestas. Los diseños más típicos entonces incluían dibujos geométricos, florales y vegetales, con muchos colores y composiciones muy llamativas.

Pavimento hidráulico diseñado por Gaudí y fabricado por Escofet para las aceras del Paseo de Gracia de Barcelona.

Sus ventajas para el diseño de interiores eran imbatibles: resultaban pavimentos muy higiénicos, ideales para centros sanitarios («el hospital Pere Mata de Reus, cuna modernista, tiene una parte destinada a museo con unos pavimentos hidráulicos que bien merecen una visita», explica Eugenia). Su éxito inicial también estribó en la diferencia entre colocar teselas de mosaico Nolla, un material exquisito pero mucho más costoso puesto que se hace de una en una, a colocar piezas de baldosas de tamaño mayor, que resultaba mucho más sencillo y más barato.

Eugenia Rubio sigue teniendo interés por este tipo de pavimento y se le nota el entusiasmo cuando habla de los diseños de Lluís Domènech i Montaner, algunos de los cuales están custodiados en el Museo Nacional d’Art de Catalunya. Los arquitectos Antoni Gaudí, Joan Rubió, Josep Puig i Cadalfach y el mencionado Domènech i Montaner, diseñaron hace más de un siglo verdaderas obras de arte pisables.

El proceso artesanal

Las trepas, en este tipo de trabajos de artesanía, es un tema importante, pues de ellas depende el dibujo. «Ya no quedan artesanos que hagan trepas tradicionales. Ahora las hacemos en 3D, investigamos diferentes tipos de plásticos y concluimos que es la mejor manera. Hacer baldosas hidráulicas supone un proceso lento que lleva 28 días, ni uno más ni uno menos, es un procedimiento totalmente artesanal que se hace pieza a pieza.

Lo bueno, para hacer los diseños de las trepas, es que hay muchos catálogos antiguos que nos sirven de inspiración, había tal cantidad de baldosas hidraúlicas… de Barcelona, de Cuba, de Puerto Rico … y todos diferentes. Se pueden reproducir esos diseños antiguos o se pueden hacer diseños nuevos. A veces viene el arquitecto con un diseño en su cabeza para una determinada estancia y se lo materializamos», explica Eugenia.

Diferentes momentos del proceso de fabricación artesanal de las baldosas hidráulicas de Entic Designs, que comprenden 28 días en un periodo completo (Fotos: Manu Bruque).

El taller donde se elaboran las baldosas, con las trepas colgadas en la pared.

«Lo importante – explica Eugenia – es que, después de tantos años, el cliente ya sabe que la baldosa hidráulica envejece como nada igual. Eso sí, su proceso es lento. Su tratamiento, específico. Pero es un material para toda la vida, y cada año, mejor. La gente ya va conociendo más el producto y lo valora. Los arquitectos y diseñadores son muy receptivos y conocen las peculiaridades de la baldosa hidráulica”.

“Es verdad que ha habido una saturación en el mercado con suelos que imitaban al hidráulico, mucho ‘patchwork’ por todas partes, y eso, al final, cansa la vista. Ahora está volviendo el interés por este pavimento. Y por parte de profesionales respetuosos, que es lo más importante, que entienden lo que es poner un hidráulico de verdad, cuál es el proceso y las ventajas que aporta». 

Eugenia Rubio en un momento de la charla con Flat Magazine (Foto: Eduardo Manzana).

Eugenia sigue teniendo muchos clientes también fuera de España, los mas recurrentes son de Estados Unidos y de Australia. Piensa que el mejor destino de las baldosas hidráulicas es para viviendas y sitios privados, donde la resistencia del material es vitalicia, envejece muy bien y supone una buena inversión en toda regla por el plus de calidad que aporta.

Hotel pavimentado con piezas de la firma de Eugenia Rubio.

El melón de los plagios

¿Que te copien es fácil? «Yo tengo protegidos todos los diseños, es nuestra la propiedad intelectual, pero eso no quita para que nos copien vilmente. Me duelen mucho los plagios. Hace unos años, por ejemplo, un restaurante japonés muy chulo de Chueca me compró piezas. Pero a la vez, sin yo saberlo, compró también a un productor de Marruecos que falsificaba las baldosas de Entic Designs. Pasó algo de tiempo y empezaron a romperse algunas baldosas. El dueño del restaurante me llamó angustiado y fui a verlo. Ahí fue cuando me di cuenta de que las baldosas que se estaban rompiendo no eran las mías. ¡Habían copiado todo, la única diferencia era el tono de un verde que emplearon! Un desastre. Les tocó quitar todas las piezas defectuosas y cambiarlas por las de Entic Designs».

Pavimento de baldosa hidráulica en una vivienda particular en El Cabanyal diseño del arquitecto David Estal (Foto: Mariela Apollonio).

Hablando sobre la posibilidad de utilizar los diseños vistosos de las hidráulicas pero con otros materiales, Eugenia explica que algunas empresas porcelánicas emprendieron hace unos años la incorporación de estos diseños, «pero las calidades no quedaban ni parecidas», apunta. Tampoco el precio es el mismo, ni de unos ni de otros.

Según explica Eugenia Rubio, el mercado se saturó de este tipo de diseños, «ahora se ha desinflado y vuelve a tomar cuerpo, pero bien, digamos que el mercado necesitaba un respiro». 

Fotografías: Eduardo Manzana, Manu Bruque y D.R.

Te puede interesar

Las conexiones humanas y el diseño sostenible

Las conexiones humanas y el diseño sostenible

La sostenibilidad y la circularidad como objetivos finales. Esos fueron los dos conceptos que unieron a las firmas Actiu y Consentino junto a un grupo de profesionales del diseño y de la arquitectura de Reino Unido que ha viajado a España "para compartir experiencias,...

Premio para el buen espacio público urbano

Premio para el buen espacio público urbano

El Premio Europeo del Espacio Público Urbano 2024 reconoce las mejores intervenciones de creación, transformación y recuperación de ese tipo de lugares en las ciudades europeas. Esta edición incorpora de manera excepcional la categoría Frentes Marítimos, como...

Sobre lo esencial y la vivienda mínima

Sobre lo esencial y la vivienda mínima

No resulta ninguna novedad afirmar que las serias dificultades de acceso a la vivienda están suponiendo un grave problema para el desarrollo natural de la vida de las personas en sociedades como la nuestra; un problema en boca de todos a la vez ampliamente desatendido...

Pin It on Pinterest