El TEM y el Cabanyal

9 enero 2023

por | 9 enero 2023

Valencia es una ciudad fluvial atravesada y condicionada, desde la época de los romanos, por el río Turia, pero también es una ciudad marítima, con un frente de siete kilómetros de playas urbanas a diez minutos del centro. En esa parte marinera se ubica el barrio del Cabanyal-Canyamelar, que llegó a ser un municipio independiente en el siglo XIX, Pueblo Nuevo del Mar (El Poble Nou de la Mar), que en 1900 pasó a formar parte de Valencia.

Los poblados marítimos se organizaban, desde sus inicios en el siglo XIII, en barracas alineadas en calles larguísimas paralelas al mar formando una trama urbana única. Un gran incendio a finales del siglo XVIII (1796) llevó a sustituir aquellas casas típicas de pescadores, muy vulnerables, por otras de fábrica. 

La peculiaridad constructiva de los poblados marítimos, con toda una mezcolanza de estilos arquitectónicos trufada de modernismo y eclecticismo, es la que se ha mantenido hasta hoy a pesar de los planes de reforma que ha habido para desmantelar el barrio y hacer un acceso directo al mar, planes no ejecutados tras años de litigios judiciales y con una fuerte respuesta social (“Salvem el Cabanyal”) que apostaba por preservar la singularidad del barrio. 

Eduardo de Miguel

Tras ser objeto de una profunda renovación, uno de los edificios más emblemáticos de El Cabanyal, el antiguo Ateneo Musical del Puerto, hoy Teatro El Musical (TEM), es uno de los símbolos de la recuperación del barrio tras décadas de abandono. Del edificio original, obra del arquitecto Victor Gosálvez y en grave situación de deterioro, solo se pudo mantener la fachada principal, que el arquitecto Eduardo de Miguel reformuló en 2004 y situó en el mapa cultural de la ciudad. 

El TEM recuperó, de esta forma, su importancia dentro del barrio y de la ciudad y se colocó como un espacio de referencia gestionado por la administración local directamente, desde 2015, con programación de calidad además de actividades para todo el vecindario.

Madera, hormigón, mármol y luz natural fueron los ingredientes que Eduardo de Miguel combinó para dar como resultado un edificio único, premiado, entre otros, por el Colegio de Arquitectos de la CV en el año 2004.

En el TEM se adoptaron soluciones constructivas para atender a la configuración del espacio en su relación con la luz, buscando dar una respuesta contemporánea a esa luz tan mediterránea propia de la ciudad. 

El arquitecto Eduardo de Miguel es una referencia en cuanto a la interpretación del espacio y la luz, a la que sitúa en el núcleo de su discurso intelectual y de sus propuestas constructivas, siguiendo la estela de su director de tesis, Juan Navarro Baldeweg. 

Eduardo de Miguel, arquitecto por la Universidad de Navarra, con Premio extraordinario fin de carrera, y doctor arquitecto por la Universidad Politécnica de Madrid, amplió sus estudios en la Real Academia de España en Roma, en el Centro di Studi di Architettura Andrea Palladio de Vicenza y en la School of Architecture de la Universidad de Princeton.

En el año 1994 se trasladó a Valencia y en la actualidad es profesor titular en la Universidad Politécnica (UPV). Ha recibido muchos reconocimientos por sus trabajos. Concretamente, el Teatro El Musical (TEM) fue finalista en los premios FAD 2004, en los Klippan Award 2008 y fue seleccionado para la IX Biennale di Architettura di Venezia 2004.

El único elemento que se pudo mantener del antiguo edificio del TEM es la fachada recayente a la plaza del Rosario, que está inspirada en el modelo clásico del arco del triunfo. Esta característica queda acentuada con la introducción de una puerta de una hoja corredera de madera que ocupa toda la dimensión del arco central.

Eduardo de Miguel estimó necesario el mantenimiento de este elemento para preservar el carácter del espacio urbano más emblemático del barrio, que desde entonces cuenta con un centro cívico, una sala polivalente para música, teatro y espectáculos públicos, con capacidad para 400 espectadores, y un área de servicios.

Actualmente el TEM, con la puerta más alta de toda la ciudad, desarrolla actividades donde las artes escénicas son las protagonistas y tiene el objetivo de nutrir y enriquecer el tejido cultural y social de la ciudad desde un espacio con una arquitectura brillante.

Fotografía:  TEM (Mariela Apollonio) y D.R.
*** Este artículo se publicó por primera vez en la serie del proyecto Spotlight, de WDC2022.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

El talento con premio FAD, ADG Laus y ADI

El talento con premio FAD, ADG Laus y ADI

Un año más, Barcelona tuvo sus citas con el diseño y la arquitectura a través de la celebración de los prestigiosos Premios FAD, ADG Laus y ADI, organizados por las asociaciones del FAD (Fomento de las Artes y el Diseño). Estos acontecimientos no solo reconocen el...

Salón-comedor-cocina-patio en ‘Ca Amparo’

Salón-comedor-cocina-patio en ‘Ca Amparo’

El punto de partida para 'Ca Amparo' fue la rehabilitación de una vivienda unifamiliar entre medianeras que data del año 1911. La casa, de dos plantas, se sitúa en una parcela considerablemente profunda y con una única fachada recayente a calle. "Nuestro cometido era...

La casa y el árbol

La casa y el árbol

El árbol es el sumario de lo que el ser humano considera por naturaleza. Este organismo vivo, aun con las estrictas reglas particulares que codifican las estructuras y ciclos de todas sus especies, es al mismo tiempo visto como un elemento espontáneo, identificado con...

Pin It on Pinterest