Danny Lyon y la demolición de Nueva York

10 diciembre 2020

por | 10 diciembre 2020

Danny Lyon documenta, en una exposición que forma parte de la Sección Oficial de PHotoESPAÑA 2020 y se puede ver en Madrid, la demolición en 1967 de 24 hectáreas de edificios del centro histórico de Nueva York, la mayoría construidos en el siglo XIX, que debían dejar sitio a otros nuevos. Entre ellos, al nuevo World Trade Center, complejo que, por circunstancias completamente diferentes, también sería destruido tan solo treinta años después.

La exposición, que se muestra en la sede de ICO hasta el 17 de enero, reúne 76 fotografías de gran belleza y valor documental tomadas en torno al Puente de Brooklyn, Washington Market y la Calle West, en un recuerdo de lo que fue el Bajo Manhattan, un lugar único con más de un siglo de antigüedad con edificios que, en algunos casos, se remontaban a la Guerra de Secesión. 

En 1967, recién regresado de su vida itinerante con la banda de moteros Chicago Outlaws, Lyon se encontraba en pleno proceso de búsqueda de ideas para un nuevo trabajo. Así, y casi por casualidad, descubre que las calles del Bajo Manhattan, a las que acaba de llegar, están siendo demolidas y comienza a registrar con su cámara la desaparición de uno de los barrios más antiguos de Nueva York.

Pero estas imágenes también son un retrato de las personas que vivían allí, de habitaciones vacías con dibujos infantiles, muebles, huecos de escalera, paredes, ventanas y revestimientos de madera. Y son, por último, fiel reflejo de un debate urbanístico que, en pleno apogeo en los Estados Unidos de la década de 1960, continúa vigente en nuestros días: el que enfrentaba a los defensores de una ciudad amable en la que poder desarrollar una vida comunitaria activa en la calle (Jane Jacobs), frente a quienes propugnaban una renovación urbana más especulativa en la que las infraestructuras para el automóvil particular tuvieran un peso muy importante (Robert Moses).

Moses vs. Jacobs y las ciudades del futuro

La conocida batalla de 1960 en torno al diseño urbano de la ciudad de Nueva York se produjo con las visiones profundamente divergentes que Moses y Jacobs tuvieron. Ambos, teóricos urbanos visionarios y brillantes, cambiaron el paisaje de Nueva York y el campo del urbanismo para siempre. Robert Moses fue el más poderoso planificador urbano de la era moderna, un funcionario de facto que forjó un feudo intocable y autocrático que mantuvo durante cuatro décadas, financiado a través de peajes en las carreteras y puentes que construyó y gobernó a partir de una fortaleza de la isla en el corazón de Nueva York.

En aras a la creación de su visión de la utopía, Moses transformó completamente el paisaje de Nueva York, desestimando la oposición local y la destrucción de los barrios con el fin de construir las carreteras, puentes y túneles que abrían Nueva York a la edad del automóvil, así como un vasto sistema de parques, playas, piscinas y vivienda pública a una escala sin precedentes en la historia moderna. Por su parte, Jane Jacobs fue una periodista, perteneciente a la élite cultural de Nueva York, que dio un vuelco al campo de la planificación urbana y la sociología de las ciudades a través de los escritos que eran el producto de sus propios estudios y experiencia. Desde sus agudas observaciones de la ciudad que habitaba, formó una comprensión revolucionaria de cómo funcionan las ciudades y propuso un nuevo enfoque del urbanismo que utiliza este conocimiento para promover los tipos de comportamientos que hacen que las ciudades prosperen y se desarrollen. Cuando el barrio de Jacobs fue amenazado por los planes de desarrollo de las autopistas de Moses organizó la oposición de la comunidad que detuvo con éxito las acciones de éste y debilitó su control sobre la política urbana.

Ese momento de conflicto representa la unión entre dos enfoques de la planificación urbana, personificados por los dos antagonistas, que siguen marcando el desarrollo contemporáneo de las ciudades de todo el mundo y que Danny Lyon supo captar en estas fotos.

La muestra se completa con la pequeña serie Un álbum: Europa, verano de 1959, una selección de 24 fotografías inéditas y nunca antes expuestas, las primeras de su carrera, tomadas por Danny Lyon con una Exa de 35 mm. durante un viaje a Europa con su hermano. Entre ellas hay varias realizadas en España.

Danny Lyon, uno de los principales impulsores del “nuevo documentalismo” y, también, uno de los representantes de los denominados “concerned photographers” (fotógrafos comprometidos), es considerado como uno de los más influyentes y originales fotógrafos del siglo XX. Su obra, que forma parte de las principales colecciones del mundo – incluidas las del MoMA y el Art Institute de Chicago–, destaca por la especial implicación que demostró con las comunidades y temas que fotografió en los Estados Unidos. Entre sus principales trabajos, además de La destrucción del Bajo Manhattan (1969), se encuentran Uptown(1965), The Bikeriders (1967) o Conversations with the Dead (1971). Tras cincuenta años desde la publicación de La destrucción del Bajo Manhattan, ya una obra clásica de la fotografía, se ha publicado una edicion facsímil de la edición original de 1969. 

La muestra se puede visitar hasta el 17 de enero, en la sede del Museo ICO (Madrid), con absoluto cumplimiento de todas las medidas de seguridad sanitaria y distanciamiento social establecidas.

PUBLICIDAD
Flat Newsletter

Te puede interesar

Los 25 gloriosos años de LZF

Los 25 gloriosos años de LZF

El Premio Nacional de Diseño 2020 no podía llegarle a LZF en mejor momento. Tras 25 años de trayectoria y más de 35 premios nacionales e internacionales del sector del diseño, el galardón reconoce y refuerza una trayectoria que se ha distinguido por su fuerte...

La siesta en Benidorm de Blanca Viñas y Patricia Bolinches

La siesta en Benidorm de Blanca Viñas y Patricia Bolinches

Después de una buena barbacoa viene una gran siesta. Y así, "Siesta", es como han llamado Blanca Viñas y Patricia Bolinches a su aventura fotográfica analógica sobre la arquitectura de Benidorm: otra manera de ver esta ciudad abrumadora a través de 11+11 imágenes. Las...

Luis Barragán: una propuesta indecente

Luis Barragán: una propuesta indecente

Luis Barragán, el único mexicano merecedor de un Premio Pritzker, conocido coloquialmente como el Nobel de la Arquitectura, ya no es solo “el artista entre los arquitectos”, ahora sus restos forman parte de una polémica obra de arte inspirada a partir de las...

Pin It on Pinterest