De Ontinyent a la azotea del Rockefeller Center

5 mayo 2023

por | 5 mayo 2023

En el Rockefeller Center, entre la Quinta y la Sexta Avenida y con unas impresionantes vistas a la Catedral de San Patricio, de estilo neogótico, hay un jardín secreto situado en el mismísimo corazón de Nueva York: la azotea del centro Rockefeller & Co, justo el lugar donde se ha instalado uno de los proyectos contract de la firma valenciana Gandia Blasco Group en Estados Unidos.

Gandia Blasco amuebla la azotea del Rockefeller Center de Nueva York.

El complejo comercial y de negocios, construido hace un siglo en el Midtown Manhattan, es hoy una de las principales atracciones turísticas de la ciudad y preside algunos de los acontecimientos más esperados del calendario neoyorkino, como la instalación de la pista de patinaje sobre hielo y del gran árbol de Navidad.

Hasta allí, hasta ese privilegiado escondite verde entre los rascacielos, ha llegado esta colección de mobiliario de exterior, un diseño original del arquitecto y diseñador argentino Daniel Germani, para GANDIABLASCO, la firma de Ontinyent (Valencia) que ha ido conquistando parcelas desde que se fundara en 1941. Los diseños son un homenaje a Solanas, una playa en Uruguay, donde Daniel Germani solía veranear. Un lugar paradisíaco con playas que se pierden en el infinito y puestas de sol interminables. Su estética recibe la influencia de la Bauhaus, Oscar Niemeyer, Le Corbusier, Mies y Frank Lloyd Wright, y su filosofía es sencilla: «el buen diseño siempre debe ser honesto e inspirador».

José Gandía Blasco fundaba Gandía Blasco S.A. en 1941, en la localidad valenciana de Ontinyent.

«Fue en la mitad de nuestra trayectoria, a finales de los 80, cuando la compañía evolucionó y se reinventó sin olvidar su raíces en la industria textil. Fiel a nuestro origen y esencia, emprendimos la búsqueda de un lenguaje nuevo arraigado en la cultura del diseño, con la progresiva consolidación de tres marcas – GANDIABLASCO, GAN y Diabla -. De la fabricación de muebles y espacios de exterior al diseño de alfombras artesanales», explican desde la firma valenciana.

Los sillones y butacas de exterior Solanas son diseños pensados para resultar elegantes y cómodos. Sus formas orgánicas acogen colchonetas de gomaespuma de poliuretano recubierto con tejido hidrófugo en infinidad de acabados, cuya tapicería es fácil de limpiar y mantener puesto que es desenfundable. Las mesas, con el color metalizado de las estructuras, añade un carácter exclusivo a cualquier terraza residencial, comedores de exterior o proyecto contract de mayor envergadura, como es el caso de esta azotea neoyorkina en Rockefeller & Co.

Fotografía: D.R.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

La casa inversa

La casa inversa

Los propietarios de esta vivienda querían estrenar casa pero sin irse. Reformar una casa en la que el propio cliente ha vivido durante décadas es un reto que necesita cierta capacidad para ver las cosas desde fuera. Fue el caso de este proyecto que los arquitectos de...

Pin It on Pinterest