Marisa Gallén (risas)

21 marzo 2024

por | 21 marzo 2024

Genoveva Ruiz propuso una entrevista a Marisa Gallén. El resultado de este tête-à-tète de poco más de dos horas ha sido publicado recientemente en un libro de factura (Berta Ferrer) y título austeros: Entrevista a Marisa Gallén. Aunque más acertado sería decir que dicho libro lo compone la mitad de la conversación llevada a cabo entre ambas mujeres, puesto que sólo incluye las respuestas de la de Castellón, Premio Nacional en su edición de 2019 y figura (ya) histórica de nuestro diseño, entre otras muchas cosas.

La lectura permite recordar algunas de las cosas que ya sabíamos de Marisa Gallén por libros como el que le dedicó Rosalía Torrent: su paso por el estudio Caps i Mans como colaboradora, su integración luego en La Nave o su posterior aventura con Sandra Figuerola y José Juan Belda en Ni, el estudio de la calle Taquígrafo Martí que heredaron de Juan Andrés Mompó. También cómo Marisa llegó al diseño: ni más ni menos que leyendo la mancheta de la Cartelera Turia.

Por el lado de las sorpresas (agradables, siempre), Marisa Gallén se nos revela como una persona reflexiva dotada de un gran sentido del humor, lo cual denota una inteligencia despierta. Para que se hagan una idea, la acotación “(risas)” aparece con suma frecuencia en el texto. Todo ello la lleva a hablar sin miedo; a reivindicar la belleza como algo terapéutico, interesada como está en el urbanismo; o en la cultura: el profesional del diseño, dice, ha de ser una persona culta si quiere serlo en verdad. Algo que, sabemos, repetía asimismo su amigo y compañero Paco Bascuñán.

Marisa Gallén se define como “feminista y ecologista”. Pero no se queda en las etiquetas o en la mera repetición de las consignas a la moda: trata de reflexionar de dar un porqué y de hacer (auto)crítica, algo poco -poquísimo- frecuente, lamentablemente. Otra mujer, nuestra admirada Margarita Rivière, le habría dado la razón cuando Marisa afirma que “lo políticamente correcto puede caer en el ridículo”. Es de señalar, pues, su valor; su valor al atreverse a hablar en un mundo que se quiere uniforme, atemorizado, estulto.

Fotografías: D.R. (IG del autor: @crafaelmartinezmartinez).
PUBLICIDAD

Te puede interesar

La finca de Sóller que inspiró a Madame Colette

La finca de Sóller que inspiró a Madame Colette

El arquitecto Vicenç Mulet y el paisajista Pere Bennàssar han concluido el rediseño de una finca en el Valle de Sóller, en Mallorca, poniendo atención en los materiales locales y la sostenibilidad de la intervención. En esta ocasión la historia de la finca también...

Entrañable pijería patria

Entrañable pijería patria

Hace unos días empecé a escribir otra de estas columnas espoleado por una noticia que me puso de buen humor. No la encuentro (o prefiero no encontrarla: a menudo dejo sin publicar los textos más ácidos). A lo que iba: en septiembre aparecerá la historia de la pijería...

El skyline desde una terraza de Malilla

El skyline desde una terraza de Malilla

El estudio de arquitectura y diseño de interiores Viruta Lab ha materializado un proyecto "preciosista" en el barrio valenciano de Malilla. "Una nueva zona de expansión de la ciudad que está dibujando, poco a poco, una arquitectura concentrada de hitos verticales en...

Pin It on Pinterest