Tiempo para todo

1 agosto 2023

por | 1 agosto 2023

Un documental recorre los cuadernos de apuntes del pintor Fernando Zóbel. Iremos a verlo al Museo de Arte Abstracto de Cuenca, que es donde se proyecta estos días de agosto. Una vieja costumbre: acercarnos a Cuenca para darnos de bruces con los fantasmas de Fernando Zóbel, Antonio Saura, Bonifacio Alfonso y tantos y tantos artistas más que allí recalaron.

Busco, a propósito de Zóbel, alguna grabación de La vaca traslúcida, la obra que el compositor Klaus Lang le dedicó (y que el Taller Atlántico Contemporáneo estrenó en la SMR conquense de 2014), pero en vano: no soy capaz de encontrarla, o tal vez ni siquiera existe.

‘Ornitóptero’, obra de Fernando Zóbel expuesta en el Museo de Arte Abstracto de Cuenca.

Me habría gustado visitar Tiempo de tormentas, la muestra de Luis Moscardó en el faro Vilán de Camariñas (A Coruña). Como no será posible allegarnos hasta allí, trataré de ver las obras que lleguen de vuelta tras su clausura en el estudio de Moscardó. Deduzco, por las imágenes que me han llegado, que se trata de obras que emparentan con otras anteriores de este pintor en las que la abstracción alude a una naturaleza en perpetuo movimiento. Veremos si es así. Merecerá la pena, en cualquier caso.

Obras de Luis Moscardó pertenecientes a la exposición ‘Tierra de tormentas’. Cortesía de la Galería Manolo Eirin.

Estos días me he volcado en la lectura del volumen que recoge las conferencias de Carmen Martín Gaite: De viva voz (Siruela, 2023), en edición de José Teruel. Hace poco, por cierto, volví a El otoño en Poughkeepsie, un relato teñido de melancolía, estremecedor, recogido en la última edición de sus Cuentos completos. No diré por qué, no es necesario.

De estas conferencias me quedo con las que aluden al oficio de escritor, de un lado, y al siglo XVIII español, de otro, objeto de la tesis doctoral de la salmantina. Son las suyas reflexiones bien traídas, escritas (lo suyo no era la improvisación) en un castellano pulcro y sencillo.

La escritora Carmen Martín Gaite en una imagen del documental que le dedicó el programa «Imprescindibles» (RTVE).

Me emociono con pequeñas cosas, vaya usted a saber por qué: al creer haber encontrado en el Eclesiastés (3, 1-8) la semilla de algunos de los versos de East Coker (uno de los Cuatro cuartetos de T.S. Eliot); o al oír la interpretación que mi admirado Bart Davenport hace de Cayman Islands, un clásico del pop que lleva la firma de Kings of Convenience. A saber por qué. Tal vez al constatar que -sí, es muy probable que así sea- aún hay tiempo para todo.

Fotografía: D.R. (‘Cocktail party’ es la obra de Antonio Saura que ilustra la cabecera. Pertenece al Museo de Arte Abstracto de Cuenca).
PUBLICIDAD

Te puede interesar

La finca de Sóller que inspiró a Madame Colette

La finca de Sóller que inspiró a Madame Colette

El arquitecto Vicenç Mulet y el paisajista Pere Bennàssar han concluido el rediseño de una finca en el Valle de Sóller, en Mallorca, poniendo atención en los materiales locales y la sostenibilidad de la intervención. En esta ocasión la historia de la finca también...

Entrañable pijería patria

Entrañable pijería patria

Hace unos días empecé a escribir otra de estas columnas espoleado por una noticia que me puso de buen humor. No la encuentro (o prefiero no encontrarla: a menudo dejo sin publicar los textos más ácidos). A lo que iba: en septiembre aparecerá la historia de la pijería...

El skyline desde una terraza de Malilla

El skyline desde una terraza de Malilla

El estudio de arquitectura y diseño de interiores Viruta Lab ha materializado un proyecto "preciosista" en el barrio valenciano de Malilla. "Una nueva zona de expansión de la ciudad que está dibujando, poco a poco, una arquitectura concentrada de hitos verticales en...

Pin It on Pinterest