Arquitectura desde la cultura: Arquia premia los mejores proyectos emergentes

21 octubre 2022

por | 21 octubre 2022

La Fundación Arquia, entidad pionera en apoyar la difusión de la cultura arquitectónica, celebra estos días en la nave 3 del Parque Central de Valencia su Festival Arquia/Próxima, concebido para dar apoyo a los arquitectos en los diez primeros años de ejercicio profesional. Durante la primera jornada del festival, que lleva por título «Resiliencia, un equilibrio dinámico», se han hecho públicos los premios Arquia Próxima y Arquia Innova, que buscan reconocer los mejores trabajos entre la arquitectura emergente, focalizando el contexto y las inquietudes actuales del sector en el país. Los proyectos ‘Cabañon DPLM’, en Ecuador, y ‘Zinnergie’, en Hamburgo, han sido los ganadores.

Ignacio de Teresa, Alejandro González y Juan Carlos Bamba, han obtenido el premio Arquia Próxima, a la mejor realización de la bienal, dotado con 15.000 euros, por la obra ‘Cabañon DPLM’ en Manabí (Ecuador). El jurado ha premiado la propuesta «por el buen uso de la sabiduría local en la aplicación de las técnicas y los materiales; por el desafío de construir unos espacios de circulación tan generosos que se configuran como espacios de habitar y, por último, por el despliegue de rampas, continuando la topografía existente, diluyéndose así en el paisaje».

Los arquitectos galardonados con el primer premio saludan al comisario del festival.

El premio Arquia Innova, dotado con 3.000 euros, ha sido para la obra ‘Zinnergie’ en Hamburgo, de los estudios JQTS y HCU, «por la estrategia enriquecedora de la relación entre el ámbito profesional y el académico, estableciendo sinergias entre dos escuelas y dos países de tradiciones arquitectónicas diversas y complementarias, así como por el uso de materiales reciclados y su composición técnica y estética».

El director general de Agenda Urbana y Arquitectura entrega el premio Arquia Innova.

Comisariado por Josep Ferrando, el festival busca reflexionar sobre la tarea preventiva y transformadora de la actuación de los  arquitectos, cuyas soluciones técnicas muestran las posibilidades y limitaciones como sociedad global y cuyo papel humanista evitará generar ciudades con grandes desequilibrios latentes. 

La jornada se ha iniciado con la bienvenida por parte de la directora de la Fundación Arquia, «un referente europeo» como ha recordado Sol Candela, quien ha destacado la importancia de una «formación holística» para los arquitectos, que les lleve a tener una visión más rica y completa de la arquitectura, convencida de la capacidad transformadora de la arquitectura para hacer un mundo mejor.

El arquitecto Josep Ferrando, comisario del festival.

Por su parte, el comisario del festival, Josep Ferrando, ha apuntado que se quiere valorar «la arquitectura desde la cultura», y ha dado paso a los miembros del jurado, «que representan lo poliédrico de la arquitectura», los arquitectos responsables de seleccionar los proyectos finalistas: Álvaro Carrillo, Olga Felip, Inés Lobo, Javier Peña y María Villar San Pío.

Sol Candela, directora de Arquia, con Iván Cabrera, director de la ETSA (Escuela Técnica Superior de Arquitectura).

En la sesión de la tarde, antes de la entrega de premios, el arquitecto Fabrizio Barozzi ha ofrecido una conferencia sobre sus últimos proyectos y la arquitecta María Langarita ha presentado el tema del concurso para la XXII Convocatoria Arquia/Becas 2023. 

El arquitecto Fabrizio Barozzi durante su intervención.

Los proyectos premiados de esta edición han sido entregados por el Director General de Agenda Urbana y Arquitectura, Iñaqui Carnicero, en un acto institucional con el Presidente de la Fundación Arquia, Javier Navarro; el Vicepresidente primero, Alberto Alonso; el Vicepresidente segundo, Carlos Gómez Agustí; y el Presidente del Colegio de Arquitectos de la Comunidad Valenciana, Lluis Sendra.

Premio Arquia/Próxima

El proyecto, ‘Cabañón DLPM’ localizado en Ecuador y obra de Ignacio de Teresa, Alejandro González y Juan Carlos Bamba, comienza con la elección por parte del cliente de dos árboles situados en un terreno cultivable en pendiente, entre los que construir una cabaña para pasar la noche. El protagonista de la casa no es la cabaña, sino el jardín inclinado, por lo que se preserva su pendiente, haciéndola habitable, y se prolonga en altura mediante una rampa quebrada en tramos de diferente pendiente que se distancia poco a poco del terreno.

Se produce así un espacio continuo en el que la separación entre estancias no está delimitada por muros, sino por el propio suelo. Desaparece de esta manera la idea de habitación, tomando protagonismo los objetos de la casa que se vuelven trascendentes en la organización funcional de la vivienda Los objetos de la casa reclaman de esta forma el protagonismo que habían perdido al aparecer la arquitectura funcionalista de la habitación. Cada objeto se vuelve por ello trascendente en la organización funcional de la vivienda.

El jurado decide premiar la propuesta por el buen uso de la sabiduría local en la aplicación de las técnicas y los materiales. La sección supone un desafío del espacio doméstico, construyendo espacios de circulación tan generosos que se configuran también como espacios de habitar. La secuencia de niveles tiende a la horizontalidad, obtenida con el despliegue de rampas como continuidad de la topografía existente entre los distintos espacios que se disuelven con el paisaje. Por último, se valora el papel de la estructura en la definición del carácter espacial de la propuesta.

Proyecto premiado con el premio Innova.

Premio Arquia/Innova

 El ganador de este premio ha sido el proyecto ‘ZINNERGIE’ en Hamburgo, de los estudios JQTS y HCU, que consiste en una estructura para una unidad biogás y de compostaje. Proyecto realizado a partir de materiales reciclados y con la participación de estudiantes alemanes y portugueses de distintas disciplinas.

Los crecientes problemas climáticos exigen un enfoque más consciente y responsable del planeta y sus recursos. En particular, se están haciendo demandas de mayor sostenibilidad en la producción de edificios y la arquitectura. Así, las estrategias sostenibles en arquitectura hace tiempo que han dejado de centrarse exclusivamente en soluciones tecnológicas. La durabilidad, la adaptabilidad o la transformación, así como la cultura constructiva vernácula, se investigan con el objetivo de crear una arquitectura sostenible.

El proyecto ‘ZINNERGIE’ explora el potencial de los conceptos circulares mediante la construcción de una pequeña planta de biogás urbana utilizando exclusivamente materiales desechados. Un gran techo protege y al mismo tiempo recoge la lluvia para otros usos. Define el ‘rostro’ a la calle pública. La apertura de la estructura al otro lado invita a entrar, conocer e interactuar con la arquitectura. Quiere activar la plaza de enfrente para transformarla en un lugar de vida pública.

El jurado valora la relación entre el ámbito profesional y académico de la propuesta. El proyecto activa el trabajo en comunidad ampliando el entorno geográfico, estableciendo sinergias entre dos escuelas y dos países de tradiciones arquitectónicas diversas y complementarias. Esa estrategia enriquece y eleva la calidad del resultado. Por último, se valora el uso de materiales reciclados y su composición tectónica en la doble dimensión técnica y estética.

Becarios de la XXIII edición de Becas Arquia junto a Javier Navarro Martínez, Presidente de Arquia, escoltados por la gráfica en amarillo del festival realizada por el diseñador Dídac Ballester.

Valencia, una ciudad resiliente

También, como colofón del día, se ha estrenado en primicia el documental ‘Valencia. Una  ciudad resiliente’, en el Pabellón del Ágora de la Plaza del  Ayuntamiento. Producido por la Fundación Arquia y dirigido por Miguel Bauxauli, este trabajo audiovisual es el segundo de una serie, que retrata distintas urbes españolas.

En esta ocasión, visibiliza la arquitectura más resiliente de Valencia, poniendo en valor las prácticas, obras y proyectos de los jóvenes arquitectos, artistas y profesionales de disciplinas afines que configuran el tejido creativo de la ciudad. La película ha contado con la participación de nombres, estudios y empresas como David Estal, Grupo Aranea, Cooperativa Crearqció, Carpe Via Cooperativa, Fran Silvestre, Paisaje Transversal, entre otros.

Valencia a través de cuatro rutas arquitectónicas

En el marco del Festival, están previstas varias rutas arquitectónicas por distintas zonas de la ciudad, a cargo de arquitectos, que explican el equilibrio y la resiliencia de Valencia. Los recorridos pasan por los Jardines del Turia hasta La Marina, guiado por Chema Segovia y con el título «El espacio cultural y el camino andado»; «Conciliaciones con el espacio público histórico», con la arquitecta Merxe Navarro por el Centro Histórico; Transformaciones del Cabanyal, con Boris Strzelczyk; y también incluye un recorrido por el Colegio Alemán, para conocer su ampliación, y por el Imagine Montessori School, guiado por Gradolí-Sanz Arquitectes.

Fotografía: Eduardo Manzana. Colaboración entre Fundación Arquia y Flat Magazine.

Te puede interesar

Tipos que importan y la identidad de las ciudades

Tipos que importan y la identidad de las ciudades

De un tiempo a esta parte han surgido diferentes iniciativas que han ido documentando y preservando gráficamente el paisaje visual de las ciudades frente a una unificación comercial y urbana que hace que vayan desapareciendo comercios locales históricos y, con ello,...

Pin It on Pinterest