La arquitectura rural de Projecte Filigranna

7 junio 2023

por | 7 junio 2023

«En nuestra elección de trabajar en un entorno rural, como es el de la comarca castellonense de Els Ports, nosotros hemos encontrado más ventajas que inconvenientes. Y, sobre todo, nos hemos acercado a nuestro ideal de vida». Así de claro lo tienen los arquitectos Lledó Molinos y Francisco Campillo, Projecte Filigranna, un estudio joven de arquitectura, restauración, interiorismo y diseño, que tiene su base de operaciones en Cinctorres, un pueblo de cuatrocientos habitantes en pleno Maestrazgo.

Desde allí fusionan las técnicas constructivas tradicionales de la arquitectura vernácula con las últimas tecnologías de la arquitectura contemporánea y, además, aplican los principios de la bioconstrucción, apostando por materiales naturales, con una mirada transversal y creativa.

El estudio donde trabajan se localiza, «pensamos que no por casualidad», en el antiguo granero de Cinctorres. «Lo que nos mueve es desarrollar nuestra actividad en el ámbito rural, haciendo proyectos meditados, útiles, eficientes y sostenibles».

El estudio de Projecte Filigranna está ubicado en el antiguo granero de Cinctorres (Castellón).

«Las principales ventajas que podemos enumerar de trabajar viviendo en un entorno rural son una menor voracidad, en materia de competencia, y una mayor visibilidad, ya que el ‘boca-oreja’ es nuestro mejor aliado en marketing, puesto que todavía funciona en el ámbito de las distancias personales (mucho más corto en el ámbito rural)».

«También disfrutamos de un entorno tranquilo de trabajo. Los desplazamientos suelen ser intracomarcales y, por tanto, resultan más cortos. Además, la existencia de internet por fibra en nuestra comarca posibilita la realización de reuniones telemáticas, que mantienen un ambiente profesional sin perjuicio de la familiaridad necesaria», explican los arquitectos.

«De manera indirecta (o directa, según se mire) nuestra visión es, por fuerza, más cercana al conocimiento y aplicación de técnicas y saberes vernáculos, tradicionales, y a la lectura integral del patrimonio arquitectónico que nos rodea. Ya que trabajamos… y, sobre todo, vivimos en un paisaje cultural y natural bien equilibrado. Por tanto, materiales naturales como la madera, la piedra, la cal o el barro cocido son habituales en nuestros proyectos a la hora de implementar soluciones más sostenibles».

Detalle del estudio de Projecte Filigranna.

Posiblemente, baste con resumir que la principal ventaja sea la buena conciliación familiar que han conseguido. «Aunque las jornadas de trabajo puedan llegar a ser extenuantes a veces, la inmersión en la esfera familiar es más sosegada y, por tanto, de mayor calidad. Especialmente en esos momentos puntuales cuando la vida te pasa por encima… Además, educación primaria y secundaria de calidad (con bajas ratios por aula) y la proximidad a la naturaleza acompañan el crecimiento de nuestra hija».

Pero no todo son ventajas, claro está. «El perfil de nuestro cliente tipo suele ser el de un promotor particular de segunda residencia que quiere rehabilitarla sólo para disfrute vacacional. Por tanto, no suele estar dispuesto a inversiones elevadas como las de una primera vivienda. En última instancia, los honorarios profesionales son más ajustados que en otros lugares más urbanos (y poblados)», apuntan los arquitectos.

«Para suplir esta carencia nos dedicamos también a proyectos de promoción pública y de interiorismo (elección de mobiliario y diseño). Con ello, completamos nuestra oferta para poder sobrevivir en nuestro entorno. También nos hemos ido especializando y diversificando, a lo largo de estos últimos 10 años, en la restauración del patrimonio arquitectónico y arqueológico. Es el mundo de las subvenciones, al que nos podemos dedicar, en parte, gracias a que los pequeños ayuntamientos de aquí son más accesibles y cercanos que en otras comarcas valencianas y turolenses más pobladas, con ciudades de mayor tamaño. Por suerte, al menos en Els Ports, contamos con grandes profesionales en su materia (arqueología, restauración, cantería…) que, como nosotros, viven en Morella, Vilafranca, Forcall…».

«Como profesionales apasionados que somos cabe reconocer que, a veces, comprobamos que nos hallamos algo lejos de la sede del Colegio de Arquitectos, hecho que limita nuestra implicación en la toma de decisiones, la asistencia a cursos presenciales u otras formas de participación. La consulta telefónica y los servicios telemáticos contrarrestan dicho ‘aislamiento’», explican.

«En el futuro, como ya comenzamos a ver, se irá materializando el principal problema del ámbito rural: la despoblación. Ésta, lejos de acercarnos servicios sanitarios especializados, educación superior y oferta cultural, nos continuará obligando a desplazarnos a hospitales, universidades y exposiciones… No todo es perfecto».

Ca Maribel, de Projecte Filigranna

Esta reforma parcial, realizada por Projecte Filigranna, quería crear una vivienda completa en el desván sin compartimentar de una casa unifamiliar. Optaron por  distribuir el espacio mediante un mueble en forma de cubo que alberga en su interior los elementos húmedos. El resultado es un pequeño gran espacio abierto, que aporta privacidad a las estancias íntimas, y acogedor gracias a la calidez generada por los elementos de madera.

«El proyecto fue encargo de una amiga que consideramos de la familia. Su hermano, con movilidad reducida, y ella, ambos solteros, habían decidido compartir la casa donde vivía éste tras la jubilación de ella. Nuestra amiga, doctora de profesión, había vivido en la ciudad y quería retirarse a Cinctorres (Castellón), su pueblo natal, tras su jubilación. La intención de ambos era convivir para ayudarse, pero pudiendo conservar su intimidad al mismo tiempo. Es decir, querían vivir ‘juntos pero no revueltos’», explican.

La vivienda fue intervenida por Projecte Filigranna en la localidad de Cinctorres.

«La casa se componía de planta baja con garaje y patio trasero; planta primera (con el programa de la vivienda del hermano) y desván diáfano (utilizado como almacén) con terraza recayente al patio trasero, distribución que no se adaptaba a sus necesidades actuales. Decidimos realizar un mini apartamento de un dormitorio en el desván y, así, no compartimentar la vivienda unifamiliar. Además, aprovechamos la intervención para instalar un elevador que solucionara los problemas de accesibilidad del hermano».

«Por otra parte, el desván era un espacio diáfano con cubierta de madera a dos aguas. La iluminación y ventilación natural provenía de la fachada principal y la del patio. El programa a albergar consistió en una cocina, un estar-comedor, un baño completo, un lavadero y un dormitorio doble. La zona de día recayó, ahora, en el patio interior y no en la calle, ya que aquella tendría conexión directa con la terraza y mejor orientación al sur. Con todo ello se conseguía una mejor iluminación natural».

«Con el objetivo de vertebrar el espacio, a la vez que se albergaban los elementos húmedos necesarios de las viviendas, diseñamos un cubo de madera contrachapada que separó la zona de día (cocina-comedor-estar) de la de noche (dormitorio). El cubo se construyó en seco, con entramado ligero de madera. La pretensión fue la reducción de los residuos generados en la obra y la utilización de las entrañas del entramado para conducir las instalaciones de electricidad, fontanería y saneamiento. Además, ello posibilitó la ocultación de las subestructuras para el baño suspendido o la puerta corredera».

«Dentro del cubo podremos encontrar un baño completo con ducha, el lavadero, la lavadora y el termo (todos ellos ocultos tras unas puertas correderas). En la cara exterior del cubo, hacia la zona de día, se encuentran los elementos más voluminosos de la cocina, como el frigorífico integrado, y aquellos que requieren agua y saneamiento, como el fregadero y el lavavajillas. La cocina se completa con una península donde se ubicó la zona de cocción y preparación de alimentos que, a su vez, servía como separador entre la cocina y el comedor». 

«Ya en la zona exterior del cubo, hacia la zona de noche, alojamos una cama plegable para invitados. Para iluminar el espacio de forma indirecta, se pensó en la instalación de tiras de led en la cara superior del cubo. El espacio generado, además, podía servir de punto de almacenaje».

Vista de Cinctorres, la localidad castellonense donde se ubica Projecte Filigranna.

Fotografía: Agencia Comboi. 

Te puede interesar

‘Happytecture’ en Xàbia

‘Happytecture’ en Xàbia

Anna Devís y Daniel Rueda, nacidos ambos en 1990, se conocieron estudiando Arquitectura en València, donde se graduaron. A día de hoy, este dúo creativo utiliza su bagaje arquitectónico para contar historias mediante imágenes sorprendentes que distan mucho de la...

El talento con premio FAD, ADG Laus y ADI

El talento con premio FAD, ADG Laus y ADI

Un año más, Barcelona tuvo sus citas con el diseño y la arquitectura a través de la celebración de los prestigiosos Premios FAD, ADG Laus y ADI, organizados por las asociaciones del FAD (Fomento de las Artes y el Diseño). Estos acontecimientos no solo reconocen el...

Salón-comedor-cocina-patio en ‘Ca Amparo’

Salón-comedor-cocina-patio en ‘Ca Amparo’

El punto de partida para 'Ca Amparo' fue la rehabilitación de una vivienda unifamiliar entre medianeras que data del año 1911. La casa, de dos plantas, se sitúa en una parcela considerablemente profunda y con una única fachada recayente a calle. "Nuestro cometido era...

Pin It on Pinterest