La Casa del Músic

13 febrero 2023

por | 13 febrero 2023

«Consideramos que alargar la vida útil de los edificios supone una obligación en un mundo de recursos finitos. La sostenibilidad debe convertirse en el eje central de la profesión de la arquitectura, no sólo desde un punto ambiental y económico, sino también desde el punto de vista sociocultural: respetar y conservar aquello que fue construido por nuestros antepasados supone proteger sus enseñanzas y su conocimientos». Los que hablan son los arquitectos Carles y Marcel·lí Rosaleny, Endalt Arquitectes, quienes, desde su estudio, encaran propuestas capaces de aportar soluciones contemporáneas sin perder de vista la tradición y la herencia.

Aquí nos enseñaron su trabajo en La Casa del Calvari, donde buscaban valorar las cicatrices de todo aquello que se elimina en una rehabilitación con el fin de adaptar la vivienda a un habitar contemporáneo; ahora nos adentramos en uno de sus últimos trabajos, la Casa del Músic, una intervención donde se impone la necesidad del propietario de compaginar su vida con su profesión y las clases que imparte. Volvemos a ese repensar los espacios y a adaptarlos a nuevos usos.

«La vivienda sobre la que se trabaja en este proyecto sigue el esquema tipo de las casas a una mà de l’Horta; un volumen compacto con cubierta a dos aguas seguida de una ampliación trasera con cubierta plana y un corral al final del mismo. Al esquema longitudinal, se añade una lectura en bandas a una o dos manos dejando las habitaciones y espacios cerrados aglutinados en la medianera, de forma que el espacio central quedaba liberado facilitando el paso del carro y los animales a través de la vivienda«, explican desde el estudio.

Fachada a la calle de la Casa del Músic.

La lectura de este eje longitudinal doméstico tiene además un segundo análisis como espacio secuencial, conformando un conjunto de espacios concatenados que, junto con las intenciones propias de cualquier intervención en un edificio histórico, supone el germen del nuevo proyecto en la voluntad de ensamblar una nueva forma de vida en una casa previamente habitada y vivida.

La Casa del Músic, de Endalt Arquitectes.

‏‎En este caso, el nuevo usuario requería de unos usos derivados de su profesión, la música y su enseñanza en la vivienda, que obligaba a dividir de una forma evidente dos sectores en la misma edificación. Estas dos zonas no solo se dividen por su uso, sino sobre todo por el grado de privacidad. De esta forma, se decide separar en ambas alturas una primera zona más pública y otra, a continuación, privada.

Dormitorio de la Casa del Músic, ubicado en la parte privada de la vivienda, en el piso superior.

En la primera parte diferenciada de la Casa del Músic se sitúa un estudio donde poder dar clases particulares individualizadas y que se vincula a la zona de acceso de la vivienda y a un baño: el uso de éste queda compartido entre los invitados y la planta baja de la vivienda.

En esta misma entrada se sitúa la escalera principal de la casa que conduce a la parte superior, donde encontramos en primer término un gran espacio diáfano pensado para el ensayo de pequeños grupos de cámara y piano. Se aprovecha así el espacio a doble altura y la cubierta inclinada aprovechando unas condiciones acústicas más favorables para la interpretación.

La Casa del Músic está pensada para hacer compatible la vida privada del propietario con su faceta de profesor y de músico.

Oculta tras una cortina, como elemento que hay en muchas de estas viviendas, se encuentra la segunda parte de la Casa del Músic, que se configura gracias a unos elementos de mobiliario de uso compartido que ayudan a integrar estancias y actúan como conectores entre los diferentes usos de la vivienda.

Esta gran estancia compartida queda vinculada directamente al corral, «el corazón de esta tipología de vivienda», apuntan. «Un espacio de trabajo, de vida; un rincón de esparcimiento y conexión con la naturaleza que con frecuencia era compartido con animales y donde se acostumbraba a realizar todo tipo de eventos familiares».

Fotografía: David Zarzoso.

Te puede interesar

La finca de Sóller que inspiró a Madame Colette

La finca de Sóller que inspiró a Madame Colette

El arquitecto Vicenç Mulet y el paisajista Pere Bennàssar han concluido el rediseño de una finca en el Valle de Sóller, en Mallorca, poniendo atención en los materiales locales y la sostenibilidad de la intervención. En esta ocasión la historia de la finca también...

Entrañable pijería patria

Entrañable pijería patria

Hace unos días empecé a escribir otra de estas columnas espoleado por una noticia que me puso de buen humor. No la encuentro (o prefiero no encontrarla: a menudo dejo sin publicar los textos más ácidos). A lo que iba: en septiembre aparecerá la historia de la pijería...

El skyline desde una terraza de Malilla

El skyline desde una terraza de Malilla

El estudio de arquitectura y diseño de interiores Viruta Lab ha materializado un proyecto "preciosista" en el barrio valenciano de Malilla. "Una nueva zona de expansión de la ciudad que está dibujando, poco a poco, una arquitectura concentrada de hitos verticales en...

Pin It on Pinterest