‘Oda’ al diseño culinario, del tomate al pomelo pasando por John Berger

2 julio 2024

por | 2 julio 2024

Llega Oda, la nueva experiencia gastronómica que «desde la extravagancia» convierte un alimento en un manjar para la satisfacción de los sentidos. Un proyecto que emerge en València, de la mano y de la cabeza de las diseñadoras Cristina Pérez y Marta Marco, «con el objetivo de homenajear a los alimentos comunes que tenemos en la despensa. Una forma de ensalzarlos y darles el espacio que merecen a través de una oda a la gastronomía y al diseño». 

Oda nace del «capricho creativo» de las dos diseñadoras de elogiar los alimentos y de crear una experiencia alrededor de ellos basada en el deleite de los sentidos. Dos creativas con ganas de experimentar todo el ecosistema en torno a la mesa, «desde la creación del concepto, el naming, el diseño gráfico y la dirección creativa de la marca y de los eventos, a la selección y colaboración con diferentes proyectos y proveedores locales, pasando por la atención a las elaboraciones gastronómicas».

«Se trata de un evento donde los asistentes podrán disfrutar de la oda a un alimento, tanto de la combinación de la gastronomía y el diseño, como de la experiencia completa en el espacio. Un alimento de temporada como protagonista, concepto e hilo conductor de toda la experiencia. Un elogio a la belleza que parte del acto de diseñar y se encuentra en el acto de degustar un manjar. Una composición de texturas y técnicas culinarias de un mismo alimento, en compañía de otros, que permitirá apreciar toda su riqueza. Una experiencia sensorial donde la gastronomía es la protagonista y el diseño es el eje vertebrador. Un momento memorable (MoMe)», explican.

La idea es celebrar una Oda por cada estación del año; comidas o cenas dependiendo de la época y la climatología. Cada Oda tendrá una duración de tres días, llenándose así del valor y la expectación generadas por lo efímero de la experiencia. «Se trabajará un menú único de la mano de un gran chef que solo podrá degustarse esos días. Las siguientes Odas ya nada tendrán que ver. Será otro alimento, otra estética, otra ubicación. El evento contará con un grupo reducido de comensales, entre 20 y 30 personas. Diseño y cocina efímera para la satisfacción de los sentidos», apuntan.

Oda al tomate pasando por John Berger

Para la primera Oda, las diseñadoras han seleccionado el tomate. Una verdura, clasificada botánicamente como fruta, que está de temporada durante los meses de verano. A través de este alimento, de sus características, sus texturas, sus diferentes formas de cocinarlo y prepararlo, «se elevará a la categoría de manjar».

Una experimentación de diferentes técnicas culinarias, servidas y disfrutadas en un espacio con una estética contextual diseñada ad hoc. La Oda al Tomate se estructurará sobre el concepto ‘Modos de ver’, una referencia al pensamiento de John Berger: mirar es un acto voluntario que está condicionado por hipótesis aprendidas. Durante la primera Oda, se reflexionará sobre esta idea a través de la experimentación gastronómica.

El chef encargado de elaborar y preparar el menú de la Oda al Tomate es Álex Ordiñana. Cocinero desde hace 20 años, Álex fue uno de los creadores del concepto y puesta en marcha del restaurante Fumiferro (Cabanyal, València), en el que ha estado trabajando los últimos años. Ahora, con tan solo 37 años, ha preferido ir por libre y dedicarse a cocinar en diferentes proyectos que le están llevando a recorrer otros países. De alma innovadora y corazón tradicional, Oda encaja a la perfección en esta nueva serie de trabajos ‘de aire fresco’ con los que colabora.

Por otro lado, en la Oda al Tomate habrá colaboraciones con proyectos y proveedores de proximidad que tienen sensibilidad con el diseño. Entre otros, se contará con Blasco&Vila, una firma de mobiliario de Moixent que cuenta con composiciones únicas, concebidas por reconocidos diseñadores y trabajadas a mano por maestros artesanos; con Cuit Ceramic, una tienda-taller de cerámica, basada en la artesanía y el diseño creada por Patricia Soriano y Celia Collado; y con Sentit, el proyecto de Irene Espert, agrónoma especializada en alimentos e ingredientes claves de la cocina mediterránea como el vino, el queso y sobre todo, el aceite de oliva virgen extra.

El evento tendrá lugar los días 16, 17 y 18 de julio en Russafa, València, a las 20:30h. Así los comensales pueden seleccionar qué día prefieren asistir a la experiencia, aunque el martes 16 ya lo tienen todo completo. Para asistir y formalizar la reserva hay que enviar un email a hola@odaconcepto.com con la fecha seleccionada y el número de personas que participarán en la Oda al Tomate. El menú cuesta 65 euros.

Fotografía: Oda Concepto.

Te puede interesar

Entrañable pijería patria

Entrañable pijería patria

Hace unos días empecé a escribir otra de estas columnas espoleado por una noticia que me puso de buen humor. No la encuentro (o prefiero no encontrarla: a menudo dejo sin publicar los textos más ácidos). A lo que iba: en septiembre aparecerá la historia de la pijería...

El skyline desde una terraza de Malilla

El skyline desde una terraza de Malilla

El estudio de arquitectura y diseño de interiores Viruta Lab ha materializado un proyecto "preciosista" en el barrio valenciano de Malilla. "Una nueva zona de expansión de la ciudad que está dibujando, poco a poco, una arquitectura concentrada de hitos verticales en...

LA ADCV y la Fundació del Disseny unen sus fuerzas

LA ADCV y la Fundació del Disseny unen sus fuerzas

La Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV) y la Fundació del Disseny de la Comunitat Valenciana han firmado un convenio marco de colaboración para el desarrollo conjunto de iniciativas y proyectos de interés en el sector del diseño y para sus...

Pin It on Pinterest