La vida en la huerta vista por el escritor Joan Dolç

17 enero 2024

por | 17 enero 2024

La Institució Alfons el Magnànim acaba de publicar el libro ‘En el fons, la terra. L’Horta en la memòria’, escrito por Joan Dolç, que supone el primer número de la nueva colección ‘País’, dirigida Francesc Pérez Moragón. La publicación recoge textos ilustrados sobre cuestiones históricas, sociales o culturales de la huerta valenciana e incluye fotografías, del mismo autor y de archivos diversos, relacionadas con ella.

El libro toma como punto de partida los primeros años de la vida del autor, que transcurrieron en l’Horta Nord, junto al Carraixet, «un mundo anclado en el tiempo, aislado, sin iluminación (ni contaminación lumínica, por lo tanto) y autosuficiente», explican desde la institución que lo edita.

Dolç recrea y hace balance de un ecosistema natural y social —una economía, unas formas de vida, un paisaje de huerta—, que conformó a lo largo de los siglos buena parte de la cultura valenciana y que, justo en aquel momento, iniciaba su declive definitivo. De ahí el subtítulo de la obra, l’Horta en la memoria.

El libro es un ejercicio literario que juega con la cronología para incluir acontecimientos pasados y futuros en una narración de carácter autobiográfico que aparentemente alcanza solo un lustro. Esto permite al autor explicar desde dentro la transformación de un mundo secular en decadencia. Lo hace a través del uso del apunte histórico, de la descripción antropológica, de la observación de carácter sociológico y de abundantes reflexiones sobre el paso del tiempo y el valor de la memoria.

Sin perder la perspectiva de un momento concreto, Dolç se pasea por el tiempo como quien se pasea por un laberinto arquitectónico. «No estamos delante, no obstante, de una obra experimental, sino de una prosa abierta y transparente, a menudo naif, pero informada. Es la prosa de un niño de cinco años que se expresa a través de los ojos y la conciencia de un adulto. La de quien navega entre la nostalgia y la mordacidad, trata de esquivar la melancolía, pero no puede evitar ser lúcida y cargada de socarronería hacia el viejo mundo que observa retrospectivamente y también hacia el nuevo que lo ha sustituido», explican.

Forma parte de la obra un conjunto de fotografías relacionadas con los hechos narrados y sus malogrados escenarios, de las cuales mayoritariamente es autor el mismo Dolç, que durante muchos años ha ejercido de fotógrafo y documentalista para el cine, la televisión y los circuitos culturales (fundaciones, museos y salas de exposiciones).

Joan Dolç nació el 1956 en Alboraya, en la huerta de Valencia. Se inició en la literatura en la década de los ochenta, cuando empezó a publicar novelas que mezclaban un humor descabellado con las convenciones del género policial. Eran historias en las que convergían un ruralismo cada vez más anacrónico, del cual él procede, y una industrialización que nunca acababa de cuajar.

Después de un periplo profesional que lo alejó de aquel entorno y aquellos temas, Dolç vuelve ahora con unas memorias peculiares que juegan con el tiempo y, de vez en cuando, toman forma de ensayo literario para dar forma a una visión vitalista y a la vez crepuscular del paisaje y su infancia, que considera definitivamente perdidos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

‘Happytecture’ en Xàbia

‘Happytecture’ en Xàbia

Anna Devís y Daniel Rueda, nacidos ambos en 1990, se conocieron estudiando Arquitectura en València, donde se graduaron. A día de hoy, este dúo creativo utiliza su bagaje arquitectónico para contar historias mediante imágenes sorprendentes que distan mucho de la...

El talento con premio FAD, ADG Laus y ADI

El talento con premio FAD, ADG Laus y ADI

Un año más, Barcelona tuvo sus citas con el diseño y la arquitectura a través de la celebración de los prestigiosos Premios FAD, ADG Laus y ADI, organizados por las asociaciones del FAD (Fomento de las Artes y el Diseño). Estos acontecimientos no solo reconocen el...

Salón-comedor-cocina-patio en ‘Ca Amparo’

Salón-comedor-cocina-patio en ‘Ca Amparo’

El punto de partida para 'Ca Amparo' fue la rehabilitación de una vivienda unifamiliar entre medianeras que data del año 1911. La casa, de dos plantas, se sitúa en una parcela considerablemente profunda y con una única fachada recayente a calle. "Nuestro cometido era...

Pin It on Pinterest