YesWePlan!: la panorámica de la (des)igualdad en la arquitectura

18 mayo 2022

por | 18 mayo 2022

La arquitectura ha sido, durante siglos, pensada por y para los hombres. Los esfuerzos de las arquitectas en el siglo pasado sentaron las bases para concebir, o por lo menos intentarlo, una nueva era en el sector. Si bien la presencia de mujeres en las Escuelas de Arquitectura, y poco a poco en la profesión, se ha incrementado en los últimos años, su participación dentro del campo del diseño arquitectónico sigue siendo baja.

Para poder tener una idea real de la situación, y caminar hacia una profesión igualitaria, hay que conocer exactamente cómo es ese mapa de la arquitectura que nos rodea.

Para ello, dos profesores valencianos responsables del equipo UPV, socio español de un proyecto a nivel europeo subvencionado por el programa Erasmus+ EU y liderado por la Cámara de Arquitectos de Austria, cuestionan en una investigación aspectos tan terrenales de la vida de los arquitectos como ¿Quién se ocupa de llenar la nevera en casa? ¿Quién cuida de los que necesitan ser cuidados? ¿Quién baja el ritmo laboral para poder criar? ¿Quién puede dedicar al trabajo jornadas maratonianas?

Todas esas cuestiones, académicamente más formales, se incluyen en el proyecto YesWePlan!, una gran encuesta europea sobre igualdad de género y desarrollo profesional en las áreas de la arquitectura y la ingeniería civil que tiene la finalidad de trazar un mapa de la situación actual para poder tomar medidas dirigidas a mejorarla. YesWePlan!: la panorámica de la (des)igualdad en la arquitectura.

Parece que vamos progresando, pero no tanto. La investigación arroja unos resultados, en tiempo más que real, que no son muy halagüeños pero que nos colocan frente a la realidad y pueden, deberían, servir de referencia para paliar esas desigualdades.

Eva Álvarez y Carlos Gómez, doctores arquitectos y profesores en la Escuela de Arquitectura de la Universitat Politècnica de València (ETSA-UPV), son los profesionales al frente de la parte española de este proyecto con vocación europeista que incluye a otros cuatro países (Alemania, Francia, Austria y Eslovenia) y está subvencionado por el programa Erasmus+ EU.

Diferentes sesiones de trabajo enmarcadas en el proyecto YesWePlan!

En un encuentro que ha tenido lugar en el IVAM, Eva Álvarez y Carlos Gómez han hecho públicos los resultados de ese estudio, que incluye recomendaciones para mejorar la igualdad de género en la práctica de la profesión, análisis tras las encuestas realizadas y una recopilación de buenas prácticas. YesWePlan!: la panorámica de la (des)igualdad en la arquitectura.

Gráfica de Julián Ruiz (Estudio Limbo) para YesWePlan!

Jornadas interminables y autoconfianza

Uno de los primeros resultados que arroja el análisis de las encuestas a profesionales de la arquitectura, preguntados sobre su trabajo, es la bandera roja que apunta a los horarios laborales, en jornadas interminables, que dificultan la conciliación con la vida.

Las arquitectas hablan de horarios inflexibles e incompatibles con hacer otras cosas. Cosas tan importantes como cuidar a niñas, a niños o a quien lo necesite. «Las arquitectas siempre salen desfavorecidas en el reparto, siempre se ocupan, en proporción, más de la familia que los hombres y eso les supone un notable perjuicio profesional», ha explicado Eva Álvarez al respecto.

En las entrevistas que se hicieron, las encuestadas más jóvenes destacaron, en un dato un tanto sorprendente, que la Universidad era, para ellas, «una fuente de discriminación». Eso se suma al problema de las jornadas largas de trabajo, un hábito que se genera desde los años universitarios en los que se ligan los conceptos de «cuanto más tiempo dediques, más calidad». «Ese hábito machaca a las mujeres profesionalmente».

Uno de los datos que se evaluaban en las entrevistas era el tiempo dedicado a los cuidados familiares. ©YesWePlan! Daphne Leder y Anna Resch

 

© YesWePlan! Daphne Leder y Anna Resch. YesWePlan!: la panorámica de la (des)igualdad en la arquitectura.

«En la Universidad – ha explicado el profesor Carlos Gómez – según se desprende de las encuestas, se da una situación de discriminación activa y de cierto peligro, así que habrá que hacer un seguimiento del tema para poder determinar esos aspectos y poner solución […]. Los horarios extendidos, por su parte, favorecen al hombre en detrimento de la mujer, por eso todo lo que sea flexibilizar supone mejorar la situación».

Los profesores Álvarez y Gómez también han destacado que las encuestas muestran la necesidad de potenciar mecanismos de autoconfianza para esas mujeres arquitectas, herramientas que se deberían dominar desde la enseñanza secundaria y que preparan mejor al estudiante para salir al mercado laboral. «Hay que empoderar, aunque no nos guste esa palabra, para que la parte más débil se sienta fuerte en el trabajo, por ejemplo, en una visita de obra, un campo muy masculinizado históricamente». 

Revisión de los parámetros clásicos

«Hay que abrir el abanico sobre lo que se considera hoy en día ser arquitecta o arquitecto, que no es solo hacer casas. La materia se enseña de acuerdo a los parámetros más clásicos que, quizá, no atienden a la realidad de la amplitud del concepto actual. Hay muchos ámbitos de la profesión que no se están valorando desde la enseñanza universitaria», ha apuntado Carlos Gómez, quien ha señalado que «habría que revisar, también, las bibliografías que se utilizan y hasta la forma de citar. Que los estilos de citación mencionen a las mujeres, nada de iniciales confusas: hay que abogar por la paridad, que no es tan real como debería».

«El paso de la Universidad a la vida laboral debe ser revisado para que se favorezca la presencia de mujeres. Es importante que los aspectos del cuidado sean considerados una necesidad de toda la sociedad, para que no perjudique solo a las mujeres», ha indicado Carlos Gómez.

Gráfica de Julián Ruiz (Estudio Limbo) para YesWePlan!

¿Cómo será el futuro más próximo?

La presentación de los resultados del estudio se ha enriquecido con la presencia, en el escenario, de un grupo de profesionales a las que se ha invitado a formular cómo imaginan ellas el futuro más próximo. Algunas han intervenido online y otras de forma presencial, pero todas, desde sus distintos ámbitos de responsabilidad, han arrojado su visión personal sobre el asunto.

Profesionales invitadas en la presentación de los resultados del estudio.

Tras la bienvenida por parte de la directora adjunta del IVAM, Sonia Martínez, y la presentación por parte de la Vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, ha abierto fuego Catherine Guyot, la arquitecta urbanista creadora de «Women in Architecture» en Francia, que ha centrado su intervención en la infrarrepresentación de las mujeres en los premios nacionales franceses e internacionales.

«El Grand Prix de Arquitectura se concede desde 1975 a un perfil que es, invariablemente, el de un hombre blanco de más de 65 años. ¿Cuándo se dará la paridad? no de momento», ha apuntado. Su asociación organiza visitas a arquitecturas hechas por mujeres con el fin de visibilizar sus trabajos y convoca un premio, www.femmes-archi.org, que difunde los proyectos llevados a cabo por mujeres.

La directora del London Festival of Architecture, Rosa Rogina, también ha intervenido online para contar que su iniciativa fomenta el discurso sobre la ciudad y recopila propuestas para que ésta sea mejor. «En un ámbito donde casi todo son diseños de hombres para hombres, apostamos por propuestas más inclusivas que aspiren a eliminar la discriminación. Es necesario actuar ya».

Bettina Dreier, representante del Comité de Mujeres Arquitectas e Ingenieras Civiles en el BK ZT Bundeskammer der ZiviltechnikerInnen Arch+Ing, ha recordado que «en estos cien años de estudios de arquitectura en Austria (la carrera permite el acceso femenino desde 1919), las mujeres han sido sistemáticamente ignoradas […]. El borrado de las mujeres ha sido constante. Tanto que hasta ha llegado a algo tan reciente y tan insospechado como una serie de la BBC sobre arquitectos de … ¡2014!»

La arquitecta se ha referido así a la polémica que hubo con la serie documental «The Brits Who Built the Modern World», emitida por la BBC, en la que la arquitecta Patty Hopkins fue eliminada con photoshop de una foto de grupo en la que estaban su marido, Michael Hopkins, junto a Norman Foster, Richard Rogers, Nicholas Grimshaw, y Terry Farrell.

La arquitecta Bettina Dreier durante su intervención en la presentación de los resultados de YesWePlan!, refiriéndose al «borrado» femenino practicado en una serie de la BBC.

«La igualdad solo puede alcanzarse si se ofrecen oportunidades a las mujeres –ha señalado– como las que da el AnotHER VIEWture Award. La publicidad que dan los premios a las mujeres es un añadido importante y además, en este caso, las propuestas se quedan a modo de archivo histórico para divulgar sus trabajos».

Para este premio, que surge como resultado de la investigación de YesWePlan!, se hace una llamada a la participación de las mujeres profesionales intentando que ésta sea tan alta como la que hubo en una convocatoria similar reciente que se hizo en Francia, que reunió más de 1500 proyectos. «Son pequeños pasos que acercan a la igualdad», ha explicado Bettina Dreier.

AnotHER VIEWture Award 2022, premio que surge tras el proyecto YesWePlan!

El coloquio entre profesionales, moderado por Eva Álvarez y Carlos Gómez, ha convocado sobre escenario de la presentación a gente tan dispar como la primera presidenta del Colegio de Arquitectos de Valencia, Marina Sender; la directora de la Fundación Arquia, Sol Candela; la directora de la Fundación Mies van der Rohe, Anna Ramos; Rosa Pardo, directora general de Política Territorial y Paisaje de la GVA; Anna Perpinyà, asesora de igualdad y miembro del Gabinet de la Vicepresidéncia del Consell de la Generalitat; Marilda Azulay, profesora de Arquitectura y ex-vicerrectora en la UPV; Marta Vall-llosera, primera presidenta del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE); la profesora de Arquitectura en la ETS de Barcelona Zaida Muxí; y el director de la Escuela de Arquitectura de la UPV, Iván Cabrera.

Anna Ramos, al frente de la Fundación Mies en Barcelona, ha explicado que para que el futuro cambie hay que hacer cosas en el presente. «Nosotros ya estamos haciendo: la beca Lilly Reich y los premios Mies de arquitectura contemporánea van en esa línea, sentar las bases para que el futuro sea mejor».

Reconociendo que el Premio Mies solo lo han ganado dos mujeres arquitectas en sus 16 ediciones, Zaha Hadid y Anne Lacaton (esta última, junto a Jean Philippe Vassal en 2019), Anna Ramos ha explicado que cada vez hay más mujeres finalistas en estos premios, que tienen la intención de visibilizar. La beca Lilly Reich, con un propósito más específico en este sentido, va destinada a mujeres estudiantes de bachiller, universitarias y profesionales.

La profesora, arquitecta y urbanista Zaida Muxí ha destacado la importancia de «conocer los números de lo que pasa en la realidad», en referencia al análisis de YesWePlan! Ha recordado la iniciativa soyarquitecta.net, puesta en marcha por profesionales en Argentina, y ha subrayado la necesidad de dar visibilidad. «Está muy bien organizar un premio a nivel internacional que dé más peso a las mujeres. El momento tecnológico que vivimos propicia la visibilidad, es un factor a favor».

Sol Candela ha hecho hincapié en la importancia de crear alianzas, «y estas propuestas lo hacen». Ha centrado su intervención en contar que en el programa de reactivación profesional, puesto en marcha en plena crisis económica por la Fundación Arquia en 2008, «el perfil de arquitecto que se presenta es el de una mujer, de cuarenta y tantos años y con niños. Hay cifras altísimas de abandono de la profesión por ser incompatible con los cuidados. Apostar por unas jornadas laborales compatibles con la conciliación familiar y con la vida es la propuesta de Arquia». 

Candela ha recordado un dato, no tan anecdótico, publicado por la revista Forbes que dice que las mujeres son interrumpidas un 33% más que los hombres en sus intervenciones profesionales. «No hay que jugar siempre con las reglas masculinas», ha apuntado.

La presidenta del Consejo Superior de Colegios de Arquitectura, Marta Vall-llosera, entidad que por primera vez en cien años encabeza una mujer, ha recordado que la incorporación femenina a la arquitectura en España fue tardía, más que en otros países, una situación descompensada que ha llevado a crear, en la actualidad, iniciativas como «¿Dónde están ellas?» o «Cimientos de igualdad», que persiguen paliar esa desigualdad presencial. También ha citado a la Nueva Bauhaus Europea, que alude explícitamente a esa necesidad de igualdad real.

Marina Sender, la primera presidenta del Colegio Territorial de Arquitectos de Valenciaprofesora y directora del departamento de Expresión Gráfica Arquitectónica de la UPV, se ha declarado optimista pese a todo y se imagina un futuro mejor. «Trabajos como este, YesWePlan!, existen porque somos conscientes de que son necesarios. La normalidad de esto es ya un avance en sí mismo […]. Visibilizar a la mujer arquitecta es necesario y, eso, debe entenderse desde la propia Universidad. Lo horrible es que aún hoy ocurra esa situación que arrojan las encuestas del trabajo. Hay que eliminar eso. Estudios como estos ayudan a tomar conciencia». 

Sender ha contado que cuando llegó al cargo, instaló un Punto Violeta en el Colegio de Arquitectos ante la extrañeza de gran parte de sus colegas. Ella explicó esa acción porque «el Colegio forma parte de la sociedad y se hace eco de los problemas que hay en ella […]. Hay que trabajar en esa igualdad y en que la mujer se desarrolle plenamente, en iguales condiciones que lo hace el hombre. Y eso es responsabilidad de todos», ha concluido.

YesWePlan!: la panorámica de la (des)igualdad en la arquitectura.

La profesora Marilda Azulay, arquitecta, profesora y Vicerrectora de los Campus y Sostenibilidad de la UPV entre 2017 y 2021, ha recordado que ella estudió Arquitectura en los años 70, cuando solo un 10% eran mujeres. Tomando como referencia el libro «Diálogos sobre la naturaleza humana», de Boris Cyrulnik y Edgar Morin, Azulay ha destacado que «vivimos inmersos en una aventura colectiva donde la incertidumbre debe ser motor de conocimiento y debate, que nos ayude a despejar el futuro más próximo. Este trabajo de investigación de Eva Álvarez y Carlos Gómez ayuda a ver cómo inciden las acciones en la realidad y da una información que nos hace indagar en los porqués».

Iván Cabrera, director de la ETSA, ha señalado, en su intervención, que «Arquitectura y optimismo van, para mí, siempre juntos. Aspiramos a un futuro en el que, por ejemplo, la situación de esta mesa, un hombre por ocho mujeres, no sea una rareza». 

La única no arquitecta del debate, la asesora de igualdad de la Vicepresidencia del Consell, Anna Perpinyà, ha destacado «la necesidad de trabajar cuanto antes sobre la brecha de género, feminizar las carreras más masculinas y a la inversa, crear referentes e incentivar a las empresas para que quieran talento femenino. Para que el futuro sea mejor hay que ponerse ya». 

La directora general de Política Territorial y arquitecta, Rosa Pardo, ha recordado que «las conquistas sociales son frágiles, así que nos pido que practiquemos más la sororidad». Pardo ha indicado que la Generalitat «premia» la presencia de mujeres en los pliegos de los contratos públicos y ha afirmado que «si queremos espacios más saludables y más paritarios, debemos hacer especial hincapié en el espacio público y su disfrute. Lo que implica dar más espacio al ecofeminismo».

El público de la charla, compuesto por muchos estudiantes y por varias arquitectas con una trayectoria destacable como Lourdes Sogo o Maite Palomares, ha incidido, durante el turno de preguntas, en señalar, por un lado, la masculinización del mundo de la construcción («no hay mujeres carpinteras o electricistas, lo que no ayuda en nada a normalizar la situación») y, por otro, la necesidad de rescatar referentes de una forma natural para las siguientes generaciones.

La profesora Eva Álvarez ha concluido destacando que la normalización de las jornadas laborales interminables es un problema importante, «¿Quién hace la compra? ¿Quién hace las tareas de la casa? ¿Quién se ocupa de los cuidados? Hace falta disponer de tiempo para hacer muchas otras cosas que no son trabajar y, eso, o lo hace la sociedad en su conjunto o no habrá sociedad. Las tareas del cuidado son esenciales y repercuten en todos nosotros. Hay que determinar desde qué modelo de sociedad lo afrontamos, porque la sociedad necesita que los cuidados sean cosa de todos». 

El trabajo de investigación YesWePlan!, basado en 104 entrevistas en profundidad realizadas entre noviembre de 2019 y noviembre de 2021, ha contado, en su conjunto, con la participación de investigadores e instituciones de Austria, Alemania, Francia, Eslovenia y España.

Este proyecto, financiado por Erasmus+ Programa de la Unión Europea, tiene el objetivo de cerrar la brecha de género en el campo de la Arquitectura y la Ingeniería Civil. La asociación representa a las cámaras nacionales de arquitectos y consultores de ingeniería colegiados de Austria, Alemania y EsloveniaUniversitat Politècnica de València (España), la experta en VET de género ARVHA de Francia y, por último, la experta en difusión QM y desarrollo de herramientas de medición OXYS de Alemania.

Eva Álvarez y Carlos Gómez, doctores arquitectos y profesores en la Escuela de Arquitectura de la Universitat Politècnica de València (ETSA-UPV).

Fotografía: Cristina Caballero, Alberto Barrios, Carlos Gómez y Eduardo Manzana. Foto de apertura: grupo de las investigadoras del proyecto durante una visita realizada a Valencia en octubre de 2021. Agradecimientos: Julián Ruiz y Lola Morillo. Colaboración entre YesWePlan y Flat Magazine.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Te puede interesar

Tipos que importan y la identidad de las ciudades

Tipos que importan y la identidad de las ciudades

De un tiempo a esta parte han surgido diferentes iniciativas que han ido documentando y preservando gráficamente el paisaje visual de las ciudades frente a una unificación comercial y urbana que hace que vayan desapareciendo comercios locales históricos y, con ello,...

Pin It on Pinterest