El legado creativo de J.J. Belda

8 septiembre 2021

por | 8 septiembre 2021

La Nave ya es toda una leyenda de la historia del diseño valenciano. De ese grupo de creativos que lo formaban salieron varios premios nacionales (Nebot, Gallén, Bascuñán …) y varios proyectos de diseño atrevidos, como la imagen de la Generalitat Valenciana o los carteles de la Autopista A7, con mucha osadía y poco corsé. Entre esos diseñadores punteros que dieron forma estética a la València más moderna de los 80 y 90 se encontraba José Juan Belda (Bétera, 1947- 2021), quien tuvo una intensa vida profesional hasta su fallecimiento en enero de este mismo año.

El Arxiu Valencià del Disseny, con sede en la Facultat de Geografia i Història, ha recibido ahora buena parte del legado del diseñador, figura clave del diseño nacional en los años 80 y 90. El centro documental conservará el trabajo creativo de más de dos décadas, reunido en 11 cajas y dos carpetas de dibujo de gran formato que ya se ha comenzado a estudiar y catalogar.

La familia de J.J. Belda depositó el legado del diseñador valenciano este mismo año, pocos meses después de su fallecimiento y, a falta de que se efectúe el acto formal de donación, se han iniciado los trámites documentales para la conservación de fotografías, bocetos, textos y documentación original de proyectos desarrollados, que serán digitalizados y accesibles.

J.J. Belda logró entroncar el diseño español, como destaca Javier Gimeno en su libro José Juan Belda: objectes i espais (Castelló, UJI, 2009), con los movimientos internacionales de finales del siglo XX, a través de una visión personal del espacio y de los objetos que lo integran.

El diseñador J.J. Belda.

El legado de Belda incrementa así los fondos de un jovencísimo Arxiu Valencià del Disseny que está logrando agrupar en un único lugar la obra de creadores valencianos, como Xavier Bordils; Eduardo Albors; el archivo de diseño gráfico del también desaparecido Paco Bascuñán; o los archivos de 15 pioneros del diseño de interiores cedido por el Colegio de Diseñadores de Interior de la Comunitat Valenciana.

También alberga la obra gráfica de los valencianos Nacho Lavernia, Pepe Gimeno e Isabel Martínez para Punt Mobles; la obra de Manuel Lecuona; los fondos del archivo Martínez Peris, La Mediterránea, Curvadora Valenciana, Gasisa, Hijos de Mariano García, Martínez Medina, Mariner, I.G.D. Proyecto IMPIVA; y los fondos con los que se fundó en 2018 el Arxiu, que incluyen toda la obra de los diseñadores Vicent Martínez y Lola Castelló, junto con los archivos de Punt Mobles desde su aparición hasta 2012. Estos últimos archivos aglutinan las distintas generaciones de creadores valencianos y europeos de los años 80, 90 y 2000.

J.J. Belda y los vibrantes años 80

José Juan Belda, conocido por su firma JJ Belda, inició su andadura en el mundo del diseño en los años 70, tras graduarse en la Escuela Barreira y la antigua Escuela de Artes y Oficios. Comenzó trabajando para la empresa Muebles Mocholí, donde conoció la tecnología del sector y las tendencias del diseño del mueble, y al abandonarla, empieza a contactar con otros profesionales del diseño valenciano. Encuentros y reuniones darán lugar a la formación constante de distintos grupos que arrancaba con la fundación de Nou Disseny Valencià (1975).

Carlos Albert, su antiguo compañero de estudios, y Belda se unieron después al estudio Caps i Mans de Jorge Luna y Eduardo Albors. Por Caps i Mans pasaron también los diseñadores gráficos Nacho y Luis Lavernia, que comenzaron a colaborar a principios de los 80 con el grupo ENEBECÉ, formado por Paco Bascuñán, Quique Company y Daniel Nebot.

Ambos estudios coinciden por primera vez para trabajar en el logotipo y la señalización de la Devesa de La Albufera y continuarán colaborando en otros proyectos hasta fusionarse en el grupo La Nave, activo entre los años 1984 y 1991.

 

Silla Mosca (1987).

 

Sillón Gong (1987).

 

Con la disolución de La Nave, J.J. Belda se une a otro estudio, NI, junto con otros antiguos miembros de La Nave, como Luis González, Marisa Gallén y Sandra Figuerola.

Durante los años 80 y 90, Belda se especializó en el diseño de mobiliario y de interiores, especialmente de espacios expositivos. En muebles, destacan, por ejemplo, el sillón Gong y las sillas Mosca y Cebra, la librería Columnas de Trajano y el sillón Japan, así como su participación en el pabellón de la Comunitat Valenciana de la Expo 92. Trabajó con compañías como Salix, Artespaña, Punt Mobles o Sancal.

En cuanto al diseño de espacios, sobresalen los trabajos realizados en las tiendas La Luna o Agua de Limón, en València, y en las exposiciones de los premios IMPIVA de 1985 y 1986, de Mariscal en 1988, y sobre diseñadores valencianos en el IVAM (1994). José Juan Belda fue, también, profesor de interiorismo y proyectos en la Escuela Superior de Diseño Industrial del CEU (actual Universidad Cardenal Herrera CEU) entre 1992 y 2000.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Flat Newsletter

Te puede interesar

Arquitectura de altos vuelos

Arquitectura de altos vuelos

El proyecto para esta terminal privada, que ERRE Arquitectura ha construido en un tiempo récord en el Aeropuerto de Manises (València), plantea una geometría clara y rotunda definida por un único volumen, de 120 x 47metros, donde el aspecto industrial metálico que...

Bohigas/Giménez

Bohigas/Giménez

La figura del recientemente desaparecido Oriol Bohigas (1925-2021) se revela como una de las más interesantes del pasado siglo en el campo de la arquitectura. Cabe recordarse ahora que, más allá de su labor proyectual, participó e impulsó iniciativas tan destacadas...

Oriol Bohigas, el arquitecto que cambió las cosas

Oriol Bohigas, el arquitecto que cambió las cosas

Ha fallecido el arquitecto Oriol Bohigas (1925-2021). Arquitecto pero también urbanista, investigador, divulgador, pensador crítico, docente, renovador, gestor público y dinamizador cultural que tuvo un papel esencial en la configuración de la Barcelona actual. Hijo...

Pin It on Pinterest