Invisible, de Laura Meseguer: al rescate de las tipografías callejeras

12 junio 2022

por | 12 junio 2022

Invisible es una instalación específica de la diseñadora y tipógrafa Laura Meseguer para el Centre d’Art La Panera (Lleida) que supone toda una invitación para conocer nuestro patrimonio gráfico y para gozar de las tipografías que hallamos por las calles, elementos que tenemos tan interiorizados que se nos hacen invisibles. Laura Meseguer al rescate de las tipografías callejeras.

La transformación de las sociedades postindustriales ha tenido un importante impacto sobre las formas y las relaciones económicas del país. Un ejemplo de este fenómeno se ha evidenciado en el cambio físico, material y relacional de nuestras ciudades y de sus estilos de vida.

El comercio local y sus tiendas son una expresión física y concreta de las formas de relación socioeconómica tradicionales, que han sufrido las consecuencias de estas transformaciones, especialmente, perdiendo presencia en el tejido local en detrimento de un modelo comercial estandarizado.

De este modo, el patrón comercial de gran superficie, cada vez más ligado a marcas comerciales globales, se ha ido imponiendo en las ciudades, pero no solo a modo de sustitución del pequeño comercio, sino también influyendo directamente sobre el canon comercial y visual de este último.

Se trata de una transformación continuada, ininterrumpida, que hace real aquella idea de que, cada vez más, todas las calles comerciales serán iguales en cualquier lugar del mundo.

 

Invisible, de Laura Meseguer: al rescate de las tipografías callejeras.

«Este proceso de sustitución también tiene sus efectos en términos gráficos. Ha implicado la pérdida de visibilidad o la desaparición de un conjunto de rótulos personales y únicos, de un pequeño comercio que constituía el paisaje gráfico y comunicativo de las calles y su identidad pasada. El resultado de esta modificación empuja la rotulación comercial a convertirse en patrimonio urbano: un nuevo lugar de memoria colectiva», explican Mariona Lladonosa y Pau Llop en la hoja de sala de la muestra.

«En la exposición, Laura Meseguer nos presenta una propuesta a la inversa: la calle entra en el museo. Varios rótulos y carteles comerciales de la ciudad de Lleida se exponen dentro del Centre d’Art la Panera, perdiendo el anonimato cotidiano de la calle. Se muestran para ser contemplados con pausa y descubrir todos los detalles de muy cerca. Meseguer da protagonismo a rótulos que a menudo son invisibles en su entorno natural, pero que fácilmente en la sala podremos identificar y reconocer. Rótulos que de golpe se nos hacen presentes, vivos y sentidos, en medio de los recuerdos y las imágenes personales, tanto individuales como colectivas». 

No son pocas las personas que, como la autora, acumulan fotografías e incluso cartelería original con una intención coleccionista que, al mismo tiempo, cuida de todo este legado. La aparición de la Red Ibérica en Defensa del Patrimonio Gráfico y de decenas de perfiles en redes sociales demuestra la necesidad de preservar un patrimonio gráfico que nos pertenece colectivamente.

 

Invisible, de Laura Meseguer: al rescate de las tipografías callejeras.

Laura Meseguer establece un diálogo entre esta cartelería comercial y su propia obra. Meseguer es diseñadora gráfica y de tipografías, con sede en Barcelona, y lleva más de quince años dedicándose exclusivamente a la tipografía desde el diseño y la educación. El entorno visual ha sido fuente de inspiración en su obra tipográfica que presenta aquí como una parada en el presente. Un diálogo entre aquellos rótulos que han influido en la obra de Laura Meseguer, como expresión de un pasado que nos interpela colectivamente, y su propia producción Tipográfica, en la que sigue trabajando.

En la exposición hay 10 rótulos, la mayoría de los cuales corresponden a establecimientos todavía en funcionamiento, y un vídeo donde se muestra el proceso de «rescate» y traslado de estos señales a la sala de exposiciones. También encontramos distintas piezas creadas ad hoc, como el neón de Invisible, las letras ABC creadas por Laura Meseguer y un texto de Mariona Lladonosa i Pau Llop.

El texto ha sido intervenido por la tipógrafa resaltando palabras y frases con algunas de sus tipografías. Este texto, que se despliega sobre papel en una de las paredes de la sala, también indica los especímenes tipográficos utilizados: Rumba, que originalmente fue el proyecto de graduación de la tipógrafa en la KABK de la Haya, es una familia de tres estilos, que tienen el mismo peso y están basados en la caligrafía con pluma de punta cuadrada y de punta puntiaguda, pero han sido diseñados para trabajar óptimamente en diferentes tamaños y contextos, desde texto a títulos o solo palabras, reproduciendo lo que técnicamente en tipografía se conoce como «tamaños ópticos». Meseguer utiliza, además de ésta, cinco tipografías más.

 

 

Por último, para cerrar este recorrido por el trabajo de Laura Meseguer y por la ciudad de Lleida, encontramos los pósters de las letras ABC. A partir de los rótulos originales expuestos en la Panera, la diseñadora ha hecho una reinterpretación tipográfica de ellos y ha redibujado las letras tratando de conseguir un equilibrio con la rotulación original, redefiniendo sus proporciones y diseño. La alianza entre lo viejo y lo nuevo crea una tensión que se convierte en una nueva forma de expresión.

 

Laura Meseguer es una de las diseñadoras gráficas y tipógrafas más conocidas de nuestro país, un referente internacional en el diseño de tipos. Además, es docente en prestigiosas universidades y ponente en multitud de foros e instituciones gráficas y tipográficas.

Es cofundadora de Type-Ø-Tones, una de las primeras fundiciones tipográficas españolas, desde la que publica y promociona la mayoría de sus tipografías. También es autora de varias publicaciones, entre las que destacan los libros «TypoMag. Tipografía en las revistas» y «Cómo crear tipografías. Del boceto a la pantalla», publicados per Tipo e.

Tiene tres premios Laus concedidos por la ADG-FAD, además del Premio Gràffica que obtuvo en 2018, entre muchos otros galardones. Sus tipografías han sido merecedoras del Certificado de Excelencia Tipográfica del TDC de Nueva York.

Esta exposición, comisariada por Anna Roigé y que puede verse hasta el 2 de octubre, se presenta como una mirada hacia adelante más que hacia atrás, destacando el carácter relacional de su práctica profesional, entre personas y disciplinas y conectada también con la cultura contemporánea.

Fotografía: Centre d’Art La Panera.
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Te puede interesar

Antonio Machado y Villa Amparo: se canta lo que se pierde

Antonio Machado y Villa Amparo: se canta lo que se pierde

Se canta lo que se pierde. Se lo decía Antonio Machado a su amada Guiomar, pero el poeta, muy sensible a los lugares, bien pudo dedicar la frase a las diferentes casas en las que vivió. Esos mundos ingrávidos y gentiles, como lo fue Villa Amparo, el sitio de Rocafort...

Cine de verano en el claustro gótico del Centre del Carme

Cine de verano en el claustro gótico del Centre del Carme

El Centre del Carme Cultura Contemporània proyecta, durante el mes de agosto, la cuarta edición de su ciclo de cine de verano al aire libre con una cuidada selección de comedias europeas de todos los tiempos bajo el título ‘¿De qué nos reímos en Europa?’ Cine de...

Los 30 años del Cobi de Mariscal

Los 30 años del Cobi de Mariscal

A finales de los años 80, Barcelona se preparaba para el acontecimiento que iba a cambiar la ciudad de arriba a abajo: los Juegos Olímpicos de 1992. Entre todos los preparativos, había que buscar una identidad que fuera reconocible y que sería la mascota del...

Pin It on Pinterest