Renàixer: la reinvención de una falla y su vinculación con la ciudad

3 febrero 2023

por | 3 febrero 2023

Las Fallas son una celebración de corte tradicional, como casi todas las fiestas mayores de las ciudades y los pueblos. Tienen sus rituales, sus protocolos y su parafernalia, inamovibles por los siglos de los siglos, lo que también forma parte de su idiosincrasia. Algunas comisiones falleras son más innovadoras, otras son más conservadoras. El proyecto Renàixer, encabezado por la plataforma creativa Trampolín, propone redefinir un nuevo modelo de falla que se plantee la relación de la fiesta con su entorno y responda a algunas preguntas: cómo hacer unas fallas más inclusivas y cómo vincular la celebración con sus vecinos, con el barrio que habitan y, en definitiva, con la ciudad. 

La Falla JJ Dómine-Port, que es la que nos ocupa en este experimento, fue fundada hace 50 años y su casal se ubicó en uno de los refugios antiaéreos que tenía Valencia en la zona del Grao con el fin de guarecer a la población ante los bombadeos durante la Guerra Civil. Para celebrar este aniversario de medio siglo, los jóvenes miembros de la comisión fallera colaboran con un dream team dirigido por Trampolín, Javier La Casta e Yvette García, y con el diseñador Diego Mir en el diseño de su monumento fallero.

En opinión de Javier La Casta, codirector de Trampolín, artífices del proyecto, “se ha innovado mucho en la creación de monumentos falleros diferentes y experimentales pero se ha trabajado menos en intentar cambiar el modelo de fiesta, donde la parte lúdica no se pierda pero donde se cuente también con una parte crítica y reflexiva”.

Yvette García y Javier La Casta, cofundadores de la plataforma Trampolín e impulsores del proyecto Renàixer.

Esa apuesta por el cambio, por transformar el modelo de falla convencional y vincularla más con su entorno más inmediato, abre un proceso de reflexión y participación que se va a articular en una serie de iniciativas que se desarrollan desde ya hasta el mes de junio, y que comprenden charlas, conferencias, mesas redondas y talleres participativos. 

Renàixer quiere ser la herramienta que sirva para utilizar el diseño como elemento que potencie la participación de los vecinos en la iniciativa y resuelva los problemas de una manera creativa. “El fallero se abre al barrio y se plantea cambiar su relación con el mismo aprovechando sus capacidades para hacer ciudad”, apunta La Casta. «Este proyecto quiere pensar sobre las fallas pero más allá de ellas y apuesta, además, por introducir ideas nuevas en torno a la circularidad y el ecodiseño». 

En esta iniciativa, el diseñador Diego Mir es el responsable de diseñar la nueva falla de JJ Dómine-Port, que materializará el artista fallero Ignacio Ferrando. Con el nombre de “Màtria”, el diseño de la falla quiere aludir a ese refugio antiaéreo original vinculado a la historia de la comisión y también hacer referencia a esa figura de la madre como figura universal del refugio, superando cualquier barrera social, geográfica o cultural.

Mir es un ilustrador y diseñador gráfico con gran difusión en multitud de publicaciones, tanto españolas como internacionales y con una capacidad para traducir gráficamente conceptos complejos de una forma sencilla y comprensible. 

El diseñador Diego Mir participa en el proyecto Renàixer con el diseño de la falla de J.J.Dómine-Port.

Por su parte, la plataforma Trampolín, dirigida por el diseñador Javier La Casta y la docente Yvette García, impulsa acciones de innovación ambiental y social en un proyecto inclusivo que aprovecha la riqueza que da la diversidad. Las charlas que han organizado, dirigidas a todo aquel que esté interesado, tratan de la sensibilización sobre fallas, refugiados y cambio climático. 

Trampolín es la plataforma creativa que dirige el proyecto Renàixer.

Trampolín, explican, “trabaja habitualmente con personas, entidades y marcas para generar un impacto positivo en su entorno, tanto social como económico y ambiental”.

Las actividades del proyecto dieron comienzo con la celebración del taller “Mapejant el barri del Grao”, a cargo de la fotógrafa Eva Máñez. En él, los miembros de la comisión fallera rastrearon las calles que rodean a su casal y “repensaron” su barrio bajo una mirada ciudadana sobre el espacio público a través del juego y la fotografía.

Fotos del taller «Mapejant el barri» que se celebró en las calles del Grao con miembros de la falla J.J.Dómine-Port.

Los encuentros

El sábado 4 de febrero, a las 12 horas, se celebra, en el Edificio del Reloj del Puerto, la ponencia del antropólogo Miguel Pajares sobre “Migraciones y cambio climático”. Le seguirá el día 9 de febrero una charla sobre “Sin hogarismo”, que será en Las Naves a cargo de la entidad social Sant Joan de Déu.

El proyecto Renàixer se compone de encuentros, mesas redondas y talleres. La primera conferencia es la del sociólogo Miguel Pajares.

Marzo arranca con una mesa redonda el día 2, a las 18 horas en Las Atarazanas, con el título “Otro modelo de fallas es posible”, junto Adef, Gil Manuel (director del Museu Faller de València), la Falla Arrancapins y la Falla Mossen Sorell-Corona, ambas pioneras en la ciudad en plantear una celebración fallera diferente y de corte más alternativo. Gente como Berlanga, Miquel Navarro, Francis Montesinos, o los diseñadores Dídac Ballester, Ibán Ramón, Estudio Yinsen, Isidro Ferrer o Javier Jaén han dado forma al diseño de sus poco convencionales monumentos en lo que llevan de historia fallera a cuestas. 

El 4 de marzo se celebrará una mesa redonda sobre “Agricultura local sostenible”, con la participación de Per l’Horta y agricultores locales. Será en Las Atarazanas a las 12 horas. 

Para la elaboración de todas las iniciativas que forman Renàixer, sus organizadores cuentan con la colaboración de entidades como CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) o Cabanyal Horta, además de otros colectivos que se irán sumando.

Huerto Urbano sobre el antiguo poblado marítimo de El Clot (Foto: Cabanyal Horta.)

El proyecto hace un alto con la celebración de las fiestas falleras, en marzo, y se retoma a continuación, en abril, con una fase de investigación sobre el biomaterial restante tras la quema de la falla, ya que la preocupación medioambiental es una parte importante de esta actividad. 

Esa investigación sobre los residuos falleros y su reutilización será objeto de análisis en talleres, dirigidos por Naif Factory Lab, con asociaciones culturales y estudiantes de centros de primaria y de secundaria del barrio. Estudiantes del IES Jordi de Sant Jordi del ciclo formativo de grado superior de Educación Infantil se harán cargo de los talleres del proyecto con los colegios de la zona.

El trabajo, impulsado por Las Naves, concluirá en el mes de junio con la elaboración de un documento que reúna todo el proyecto y su desarrollo, con el fin de que sea útil para todas aquellas agrupaciones sociales que deseen llevar a cabo una iniciativa parecida.

Fotografía: Josep Gil y Miguel Ángel Calvo.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

Don Rogelio J: Neo Rural, utopía o barbarie

Don Rogelio J: Neo Rural, utopía o barbarie

Lanevera Ediciones presenta la última exposición de la temporada con Don Rogelio J (Valencia, 1982), titulada "Neo Rural, útopia o barbarie", donde mostrará sus últimas creaciones estéticas, plásticas e incluso filosóficas. "Esta nueva exposición individual de Don...

El IVAM reflexiona sobre ‘lo contemporáneo’

El IVAM reflexiona sobre ‘lo contemporáneo’

¿Cuándo una obra de arte es contemporánea? ¿Cuál es la función de un museo? ¿Qué papel desempeñan los artistas? El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) presenta la exposición ‘Un contínuum común indefinidamente liso’ que indaga en los significados de lo contemporáneo...

La casa mid-century de Barbie

La casa mid-century de Barbie

El éxito incombustible de Barbie a lo largo de más de seis décadas se fundamenta, entre otros factores, sobre su capacidad de influencia en las sociedades de las que ha bebido y a las que ha alimentado, según se prefiera. Las intermitencias en su popularidad no han...

Pin It on Pinterest