La artista Carmen Calvo recibirá el Premio Julio González

6 julio 2022

por | 6 julio 2022

El president de la Generalitat, Ximo Puig, entregará el Premio Julio González a la artista Carmen Calvo (València, 1950) en una ceremonia que tendrá lugar el 14 de julio en el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). La artista Carmen Calvo recibirá el Premio Julio González y se convertirá, así, en la tercera mujer galardonada en los veintidós años de historia del galardón, tras Annette Messager en 2018 y Mona Hatoum en 2020, y en la primera valenciana.

La directora del IVAM, Nuria Enguita, ha destacado que “Carmen Calvo es una de las artistas más representativas del panorama artístico actual, creadora de un lenguaje muy personal en el que los procesos de memoria, ensueño o deseo se canalizan a través de objetos e imágenes de nuestro archivo cultural a los que dota de nuevos significados». 

«Una artista comprometida con el arte como práctica poética y política, con obras e instalaciones que nos interpelan sobre cuestiones como la construcción de la identidad subjetiva e histórica, la violencia o la desigualdad de las mujeres”, ha apuntado.

El Premio Julio González se instauró en el año 2000 con la finalidad de distinguir a aquellas personas que destacan en el ámbito de la creación artística. Lo han recibido artistas tan influyentes como Georg Baselitz, Anish Kapoor, Robert Rauschenberg, Pierre Soulages, Frank Stella, Miquel Navarro, Eduardo Chillida, Jasper Johns, Christian Boltanski o Andreu Alfaro. Desde el año 2016, el galardón es bienal y está dotado con 20.000 euros.

Tras el acto de entrega, el IVAM inaugurará una exposición dedicada a Carmen Calvo que recorre toda su trayectoria y su proceso creativo. La muestra, que reúne alrededor de 70 piezas, comienza con obras de finales de los años sesenta del siglo XX y culmina con la presentación de una instalación inédita que lleva por título ‘La naturaleza agita’.

La colección del IVAM cuenta con 29 obras de Carmen Calvo, entre dibujos, pinturas, serigrafías, fotografías e instalaciones.

En el año 1990, el museo le dedicó una importante retrospectiva que reunía todos sus trabajos y en el año 2007, el museo valenciano le consagró una segunda muestra que analizaba los últimos quince años de su trayectoria, con más de ciento cincuenta obras entre instalaciones, dibujos, objetos, pinturas y fotografías.

Hace tres años, la creadora intervino la fachada del IVAM con un retrato de gran formato, titulado ‘Los cielos están cosidos’, que planteaba interrogantes en torno a la violencia machista, la discriminación sexual y la cuestión de género.

 

Carmen Calvo delante de su obra «‘Los cielos están cosidos», en la fachada del IVAM. La artista Carmen Calvo recibirá el Premio Julio González.

Carmen Calvo crea escenas para la memoria, tomando objetos personales para reconstruir un corpus estético que va de la ironía mundana a la espiritualidad personal. Las obras de Carmen Calvo son documentos de una vida, de unos pensamientos, de unos recuerdos y unos sueños. En la imagen, una de las piezas de Carmen Calvo de su última exposición en el Museo Cerralbo de Madrid.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Te puede interesar

Antonio Machado y Villa Amparo: se canta lo que se pierde

Antonio Machado y Villa Amparo: se canta lo que se pierde

Se canta lo que se pierde. Se lo decía Antonio Machado a su amada Guiomar, pero el poeta, muy sensible a los lugares, bien pudo dedicar la frase a las diferentes casas en las que vivió. Esos mundos ingrávidos y gentiles, como lo fue Villa Amparo, el sitio de Rocafort...

Cine de verano en el claustro gótico del Centre del Carme

Cine de verano en el claustro gótico del Centre del Carme

El Centre del Carme Cultura Contemporània proyecta, durante el mes de agosto, la cuarta edición de su ciclo de cine de verano al aire libre con una cuidada selección de comedias europeas de todos los tiempos bajo el título ‘¿De qué nos reímos en Europa?’ Cine de...

Los 30 años del Cobi de Mariscal

Los 30 años del Cobi de Mariscal

A finales de los años 80, Barcelona se preparaba para el acontecimiento que iba a cambiar la ciudad de arriba a abajo: los Juegos Olímpicos de 1992. Entre todos los preparativos, había que buscar una identidad que fuera reconocible y que sería la mascota del...

Pin It on Pinterest