Andrés Jaque cuestiona la adicción al brillo en la arquitectura actual

25 mayo 2023

por | 25 mayo 2023

En el saqueo sistemático que hacemos los países ricos sobre el continente africano entra en escena una nueva variante, por si no hubiera bastantes frentes abiertos: la adicción al brillo en la arquitectura actual. Cuestionar los destellos de los rascacielos e indagar en el origen del material que los produce, el titanio, es el propósito del arquitecto Andrés Jaque y de la instalación que ha presentado en la 18ª Bienal de Arquitectura de Venecia, comisariada por Lesley Lokko que, por cierto, es la primera afrodescendiente en llegar a este puesto.

La investigación de Jaque supone el esfuerzo colectivo de una red de activistas y representantes comunitarios de Xholobeni (Sudáfrica), expertos en sismógrafos, investigadores, editores de sonido y los equipos de Nueva York y Madrid de la Oficina para la Innovación Política, dirigida por el arquitecto, en una alianza necesaria para dar respuesta a una realidad que obtiene su capacidad extractiva a partir de su distribución geográfica.

«El brillo de Hudson Yards, en Manhattan, es el resultado de revestimientos de titanio que se aplican sobre vidrios y fachadas autolimpiantes para promulgar la inmutabilidad de las hegemonías globales corporativas, tanto estéticamente como a través del extractivismo social, material y ecológico», explica Andrés Jaque.

Foto: Miguel de Guzmán.

«El brillo del norte global está a expensas de Xholobeni, una pequeña área en la costa este de Sudáfrica, donde se puede encontrar titanio. Al eliminar el titanio de la arena en lugares como ese, la arena se vuelve liviana y volátil, lo que hace que los sitios de extracción se vuelvan polvorientos. El polvo afecta la salud de los humanos, hace que la agricultura sea imposible y, en última instancia, obliga a las comunidades y los ecosistemas a migrar y morir».

Foto: Farah Alkhoury.

Foto: Farah Alkhoury.

Brillo como sinónimo de poder capitalista despiadado. Titanio frente a la arquitectura de, por ejemplo, Francis Keré, quien practica una mezcla de sabiduría ancestral y técnicas constructivas siempre con una visión abierta y solidaria. «Si dejas a alguien atrás, tendrás que volver a por él en algún momento», ha dicho Kéré en alguna ocasión. Su construcción de escuelas asequibles en África, sin calor asfixiante, funcionales y con coste de mantenimiento cero, son un ejemplo de su trabajo más social. Nada que ver con el expolio del titanio y la arquitectura a la que llega en forma de brillo deslumbrante.

«El pueblo xholobeni resiste la extracción cantando juntos canciones donde celebran su enredo con las tierras y los ecosistemas. Esta instalación de la Bienal de Venecia moviliza la capacidad de la arquitectura para permitir que los cuerpos humanos sientan la violencia que otros cuerpos sienten, a través del extractivismo humano, y para proporcionar entornos sociales para el cuidado mutuo y la resistencia a esas prácticas. Las construcciones temporales, ecológicas y espaciales disidentes de las que forman parte estas canciones son las arquitecturas donde reside el futuro, un futuro deseable», explica Andrés Jaque.

Foto: Miguel de Guzmán.

Foto: Miguel de Guzmán.

Andrés Jaque (Madrid, 52 años) es arquitecto y decano de la Escuela de Graduados de Arquitectura, Urbanismo y Conservación de la Universidad de Columbia, a través de su estudio Office for Political Innovation.

Se trata de un estudio de arquitectura internacional, con sede en Nueva York y Madrid, que trabaja en la intersección del diseño, la investigación y las prácticas críticas del cuerpo y el medio ambiente.

Han sido galardonados con el Premio Frederick Kiesler de Arquitectura y Artes, el León de Plata al Mejor Proyecto de Investigación en la 14ª Bienal de Venecia y el Premio Dionisio Hernández Gil. El trabajo de OFFPOLINN forma parte de las colecciones del MoMA y el Art Institute of Chicago, entre muchos otros.

‘Xolobeni Yards. Titanium and the Planetary Making of shininess / dustiness’ (“Xolobeni Yards. El titanio y la obtención planetaria del brillo y el polvo”) es el nombre de la instalación de Jaque, que ocupa unos 300 metros cuadrados en la Bienal de Arquitectura de Venecia y que puede verse hasta noviembre.

Fotografía: Office for Political Innovation.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

La casa y el árbol

La casa y el árbol

El árbol es el sumario de lo que el ser humano considera por naturaleza. Este organismo vivo, aun con las estrictas reglas particulares que codifican las estructuras y ciclos de todas sus especies, es al mismo tiempo visto como un elemento espontáneo, identificado con...

Un camping con premio FAD

Un camping con premio FAD

El proyecto ganador del Premio FAD 2024 en la categoría Ciudad y Paisaje es un camping situado en Alcanar (Tarragona) que cada año se actualiza para realizar pequeñas obras de mejora. Ante la apertura de temporada de ALFACS, un espacio vacacional situado a orillas...

Así cambian los espacios que habitamos

Así cambian los espacios que habitamos

Entender las tendencias que vendrán en los próximos años en el ámbito de la arquitectura, el interiorismo o el diseño de producto en áreas como el hogar, los hoteles o el contract es necesario para poder abordar los proyectos de una forma más consciente y con una...

Pin It on Pinterest