Una muestra homenajea a Concha Piquer despojada de rancismo

14 marzo 2023

por | 14 marzo 2023

La ilustradora Carla Berrocal publicó hace un par de años Doña Concha. La rosa y la espina (Reservoir Books, 2021), una novela gráfica en la que repasaba la vida de Concha Piquer, alguien con quien no tenía ningún vínculo sentimental, no la escuchaban sus padres y no sonó nunca en su casa familiar.

Topó con ella por casualidad, le cautivó su fuerza interpretativa y, cuanto más la descubría, más le interesaba averiguar sobre la copla y sobre la recuperación histórica de ese género. A partir de aquel libro de Berrocal, la historiadora Cristina Chumillas pronto «vio» la muestra, que se puede visitar hasta junio en la sala de exposiciones del Ayuntamiento de Valencia.

«Doña Concha. Una exploración alrededor de la copla y Conchita Piquer” es el título del montaje expositivo articulado por la novela gráfica de Carla Berrocal con la que se recupera la figura de la cantante valenciana «como una artista empoderada en el escenario de la posguerra, aunque no haya sido suficientemente reconocida».

Cartel de la muestra, diseñado por Boke Bazán, que se puede ver hasta junio en el Ayuntamiento de Valencia.

Los dibujos originales de Berrocal, realizados en el marco de una residencia en la Real Academia de España en Roma, se combinan con distintos elementos multimedia que invitan al visitante a disfrutar de una experiencia inmersiva en torno a la vida y la obra de la máxima exponente de la copla.

Fragmentos del cómic de Carla Berrocal sobre Concha Piquer.

Junto a las ilustraciones hay puntos para escuchar las canciones más conocidas ―Tatuaje, Ojos verdes o Romance de la otra― y una pequeña sala de cine para contemplar la intervención de la artista en la primera película sonora en castellano, rodada en Estados Unidos en 1923, cuatro años antes de que se filmara «El cantante de jazz», considerada hasta hace poco por los historiadores como la primera obra cinematográfica hablada.

Otros documentos, como carteles, programas de mano, indumentaria no expuesta hasta ahora, fotografías, partituras o participaciones en televisión completan la exposición.

Ilustración de Carla Berrocal incluida en su obra «Doña Concha. La rosa y la espina (Reservoir Books, 2021)«.

Cristina Chumillas, comisaria de la muestra, ha manifestado que, a pesar de la relevancia de Concha Piquer, “continúa siendo hoy en día prácticamente una desconocida” y se la asocia a “un género musical considerado rancio por motivos ideológicos».

La comisaria ha recordado que “interpretaba coplas, que no eran otra cosa que canciones que alimentaban el gusto popular durante la larga posguerra”.

Igualmente ha apuntado que “es posible que no fuera una mujer feminista, pero tanto su comportamiento respecto a cuestiones de género, a la homosexualidad y a su valía como profesional, teniendo en cuenta en todo momento su condición de mujer, se merecen esta exposición, apasionada como ella”.

Ilustración de «Doña Concha. La rosa y la espina (Reservoir Books, 2021), de Carla Berrocal.

La ilustradora Carla Berrocal ha hecho hincapié en el “planteamiento innovador en términos museográficos” al constituir el cómic el eje central a través del cual se intenta “dar justicia a un personaje injustamente olvidado, que ya era hora que tuviera el lugar que se merece”.

La nieta de la artista, Concha Romero Márquez, ha apuntado que su abuela “siempre fue moderna” y “siempre llevaba València en el corazón, en el alma, da igual que viajara con los baúles, da igual que estuviera Nueva York”. 

El libro de Berrocal es una biografía insólita que mezcla, en viñetas, episodios de la vida de la Piquer con entrevistas que la autora ha realizado a expertos en copla y cultura popular. El resultado es una completa panorámica de toda una época.

La concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, la ha presentado como “una de las exposiciones más esperadas de la temporada”, que se suma al contenido de la casa museo dedicada a la cantante, en la calle Ruaya.

Con esta iniciativa, ha señalado la regidora, se subraya “el papel clave de Concha Piquer en la configuración de la copla y el carácter excepcional de una mujer que abandonó España siendo apenas una niña, que creó su propia carrera internacional, se puso al frente de su compañía teatral y defendió con pasión y convicción un repertorio que, si en aquel momento ya fue calificado de transgresor, hoy la confirma como una artista avanzada a su tiempo, plenamente vigente en el siglo XXI”.

Fachada de la casa museo de Concha Piquer, en la calle Ruaya de Valencia.

“¡Qué gran artista, qué pena que venga de la España de Franco!”, cuentan sus biógrafos que se lamentó Rafael Alberti al ver cantar a Concha Piquer en Buenos Aires, como tantos otros exiliados solían hacer. Cuando ella lo supo replicó: “¿Y de qué otra España iba a venir? ¡No hay más que esa!”.

Fotografía: Eduardo Manzana. ilustraciones de Carla Berrocal.
[Imagen de apertura: foto de portada del libro Doña Concha. La rosa y la espina (Reservoir Books, 2021)].
PUBLICIDAD

Te puede interesar

Las conexiones humanas y el diseño sostenible

Las conexiones humanas y el diseño sostenible

La sostenibilidad y la circularidad como objetivos finales. Esos fueron los dos conceptos que unieron a las firmas Actiu y Consentino junto a un grupo de profesionales del diseño y de la arquitectura de Reino Unido que ha viajado a España "para compartir experiencias,...

Premio para el buen espacio público urbano

Premio para el buen espacio público urbano

El Premio Europeo del Espacio Público Urbano 2024 reconoce las mejores intervenciones de creación, transformación y recuperación de ese tipo de lugares en las ciudades europeas. Esta edición incorpora de manera excepcional la categoría Frentes Marítimos, como...

Sobre lo esencial y la vivienda mínima

Sobre lo esencial y la vivienda mínima

No resulta ninguna novedad afirmar que las serias dificultades de acceso a la vivienda están suponiendo un grave problema para el desarrollo natural de la vida de las personas en sociedades como la nuestra; un problema en boca de todos a la vez ampliamente desatendido...

Pin It on Pinterest