La geometría rotunda de la silla x (y el homenaje a Rietveld)

31 mayo 2024

por | 31 mayo 2024

En 1963, el joyero Johannes Steltman encargó a Gerrit Rietveld los muebles para su tienda en La Haya, uno de los últimos trabajos del diseñador y arquitecto. Rietveld, (Utrecht, 1888-1964) quien abrió durante su vida nuevos caminos en el diseño de mobiliario e interiores, ideó un espacio despojado de elementos decorativos que el joyero pensó demasiado moderno para su clientela conservadora. Con el tiempo, la mayoría de los elementos incorporados por Rietveld fueron eliminados del local, pero las sillas que diseñó perduran como un verdadero clásico moderno. La silla Steltman, asimétricamente precisa y formalmente geométrica, mantiene el espíritu de vanguardia presente en toda la obra de Rietveld, incluso en los años posteriores a la disolución del grupo De Stijl, y se exhibe en el Rijksmuseum. Esa extrema simplicidad parece ser también la inspiración que han seguido los arquitectos de x. para diseñar uno de los objetos de su estudio que más bebe del diseño de los años 50 y 60.

Interior de la joyería Steltman concebido por el arquitecto y diseñador Gerrit Rietveld en 1963 (Foto: DR).

«La idea de diseñar una silla surge durante la reforma de nuestro estudio», explican Patricia Maldonado y Ernesto Correa, de x.arquitectos. «Tras valorar diferentes opciones decidimos diseñarla nosotros mismos. En el estudio damos forma a diferentes piezas para nuestros proyectos, piezas originales que se han fabricado ex profeso para un espacio particular con condicionantes concretos, pero es la primera ocasión en la que diseñamos una silla».

Todo surgió al intervenir en el espacio que estos arquitectos tienen en la valenciana calle Cuenca. «Esta reforma que se ejecuta en la sala de reuniones de nuestras oficinas implica la renovación de este espacio aplicando los recursos y estrategias que llevamos a cabo en nuestros proyectos. A través de este punto de partida nos surge la necesidad de encontrar un asiento que forme parte de este ambiente, en combinación con la mesa Mitis, de Punt Mobles, que conservamos y un mueble aparador realizado completamente en acero inoxidable, también diseñado por nosotros para este espacio».

Más que cualquier otro mueble, la silla ha sido la pieza de mobiliario más diseñada, rediseñada y versionada.

«Cuando trabajamos en un proyecto – explican – lo hacemos de una forma global, pensando desde afuera hacia adentro, donde todos los elementos tienen la misma importancia, ya que las sensaciones que se generan en un espacio se crean, también, gracias a los elementos que se encuentran en su interior y no solo a través de los elementos que lo conforman. Todo lo que vemos es partícipe de nuestras emociones e impresiones».

Para este espacio buscaban una silla que fuese amplia y cómoda que, a su vez, que reflejase los valores de atemporalidad y robustez. «Además, valorábamos mucho poder contar únicamente con un artesano de nuestra ciudad reduciendo a la mínima expresión la participación de varios procesos. Por esta razón utilizamos únicamente la madera, evitando tapizados u otros materiales», apuntan.

El concepto de esta silla se basa en la utilización de materiales nobles, con el menor tratamiento posible, y en la optimización del uso de estos materiales, generando el mínimo desperdicio en su proceso de fabricación. De este modo se consigue un producto estético, funcional, eficiente y respetuoso.

«El objeto se compone con piezas de madera de roble macizas con un tono natural mediante cortes con cantos rectos para evitar, de esta forma, el desperdicio de material durante el proceso de fabricación y favorecer además la facilidad en el proceso de montaje y ensamblaje, obteniendo como resultado un silla de formas sobrias, elegante y muy rotunda», explican desde x.arquitectos.

La silla x.001 surge como respuesta a la necesidad de diseño de un asiento que pueda cumplir sus funciones en espacios diversos, con una geometría minimalista pero cálida al mismo tiempo, «gracias al brutalismo en sus formas y su tacto cálido y natural». 

«Todos los objetos y mobiliario que diseñamos se producen exclusivamente para el espacio para el que ha sido creado y pese a que, en esta ocasión, también se han fabricado las sillas necesarias para el estudio, con la llegada de la silla x.001 pensamos en crear una línea de productos que pueda adquirirse bajo pedido, basándonos en nuestras piezas de estos últimos años», concluyen.

 

Patricia Maldonado y Ernesto Correa, de x.arquitectos.

Fotografía: Sonia Sabnani.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

El talento con premio FAD, ADG Laus y ADI

El talento con premio FAD, ADG Laus y ADI

Un año más, Barcelona tuvo sus citas con el diseño y la arquitectura a través de la celebración de los prestigiosos Premios FAD, ADG Laus y ADI, organizados por las asociaciones del FAD (Fomento de las Artes y el Diseño). Estos acontecimientos no solo reconocen el...

Salón-comedor-cocina-patio en ‘Ca Amparo’

Salón-comedor-cocina-patio en ‘Ca Amparo’

El punto de partida para 'Ca Amparo' fue la rehabilitación de una vivienda unifamiliar entre medianeras que data del año 1911. La casa, de dos plantas, se sitúa en una parcela considerablemente profunda y con una única fachada recayente a calle. "Nuestro cometido era...

La casa y el árbol

La casa y el árbol

El árbol es el sumario de lo que el ser humano considera por naturaleza. Este organismo vivo, aun con las estrictas reglas particulares que codifican las estructuras y ciclos de todas sus especies, es al mismo tiempo visto como un elemento espontáneo, identificado con...

Pin It on Pinterest