@typical Valencia cumple 10 años reconciliándonos con la ciudad

4 marzo 2023

por | 4 marzo 2023

«@typical fue un plan B fruto de una época muy complicada, que comenzó afectando al mundo de la construcción y acabó afectando a todo, una profunda crisis que duraría años. Así que llegó un momento en el que decidí que había que ir pensando en otra cosa, algo que me volviera a ilusionar».

La que habla es la arquitecta e ilustradora Virginia Lorente, quien celebra estos días sus diez años al frente de un proyecto, @typical Valencia, que, además de muchas alegrías, le ha dado la vuelta al concepto de souvenir desde el más absoluto diseño, de camino que nos iba dejando delicias arquitectónicas de la ciudad en forma de láminas y postales.

Virginia es el ejemplo de manual de que la arquitectura se puede aplicar de muchas maneras, más allá de proyectar casas. Además, ella lo ha hecho implicándose en contar una Valencia que, a través de su mirada, recupera el pulso y apetece vivirla.

Ilustración realizada por Virginia Lorente con motivo del centenario del campo de fútbol de Mestalla (Valencia).

«La ilustración siempre había estado muy presente en mi trabajo, como una herramienta de expresión gráfica, para poder contar qué queríamos transmitir en nuestros proyectos. Siempre le he dado mucha importancia a este tema, sobre todo cuando presentábamos propuestas a concursos, donde la gráfica tiene tanto peso», apunta.

«Precisamente por esta razón comencé a estudiar diseño gráfico en la EASD (Escola d’Art i Superior de Disseny de València), bueno por esta razón y porque ha sido un “producto de proximidad” km 0, la escuela la construyeron delante de mi casa, tal cual, allí apareció, con el conservatorio, la nueva plaza … así que un año decidí presentarme a las pruebas de acceso y comenzar a estudiar gráfico».

«La cercanía me permitía escaparme, poder cuadrar horarios raros, mi hija pequeña debía tener un año, así que iba conciliando como podía el estudio de arquitectura, la escuela, la guardería… La escuela de diseño, y todo lo que allí se generaba, fue un espacio muy inspirador y poco a poco, en este contexto, fue surgiendo la idea de crear @typical Valencia», explica.

La arquitecta e ilustradora Virginia Lorente en su tienda de la calle Caballeros.

«Vivía, estudiaba y trabajaba en el centro histórico, me daba cuenta que cada vez venía más gente a visitar València y no teníamos nada que ofrecerles desde el diseño, absolutamente nada. Y la idea comenzó a tomar forma… Apareció la oportunidad de alquilar un pequeño local en la calle Caballeros y, entonces, la idea se convirtió en una aventura«. Virginia explica que al principio, cuando lo contaba, sonaba a locura, “quiero replantear el concepto de suvenir, quiero contar esta ciudad a mi manera, porque creo que las cosas se pueden hacer de otra manera”.

«Era un momento social y económico – cuenta- muy complicado en el que, además, València se asociaba a muchas cosas nada buenas, pero siempre he pensado que es una ciudad increíble, que tenemos un patrimonio inabarcable y que no sé por qué razón nos resistíamos a contarlo. Y el 6 de marzo de 2013 @typical valencia abrió sus puertas (bueno, subió la persiana porque ese día no tenía ni puertas todavía) con miedo, nervios y mucha ilusión».

Ilustración de «La finca roja», el edificio de Enrique Viedma Vidal en la calle Jesús (Valencia).

Edificio de viviendas Santa María Micaela, proyectado en 1961 por el arquitecto Santiago Artal, en una ilustración de Virginia Lorente.

No se lanzó sola a la aventura, «Salva, mi compañero también arquitecto y Pablus, diseñador gráfico, me ayudaron y me siguen ayudando muchísimo con el proyecto. Desde el interiorismo, con aquella decoración de palets inicial que era tremendamente innovadora, y las bombillas colgantes, toda la gráfica,… no sé si ellos confiaban en el proyecto o simplemente sabían que no les quedaba otra que apoyar aquella locura. Ahora somos todo un equipo, María, Malena, Jaume, Paula …uf, quién lo iba a decir».

¿@typical es la mirada de una arquitecta pasada por el filtro de las bellas artes o es la mirada de una artista con querencia por la arquitectura?

Bellas Artes fue esa carrera frustrada y lo sigue siendo porque apenas pude estudiar unos años. En aquel momento me resultaba muy complicado compaginarlo con el trabajo en el estudio, era más como una vía de escape, como algo que necesitaba. De pequeña, hasta la adolescencia, estuve asistiendo a una academia de dibujo y pintura, son recuerdos de felicidad total, experimentar con todas las técnicas… el olor a aguarrás todavía me produce melancolía.

Pero en casa lo de estudiar Bellas Artes no lo veían con buenos ojos, esas cosas de los padres de “estudia una carrera de futuro”, como si el futuro estuviera escrito. La arquitectura me interesaba y me sigue pareciendo apasionante, aunque resulta muy complicado poder tener la posibilidad de desarrollar esa parte creativa.

Así que, finalmente, me convertí en arquitecta sin perder de vista las Bellas Artes, que empezaría a estudiar años después pero poco tiempo, eso sí, lo disfruté muchísimo y pensé… ¡madre mía lo que me he perdido! La querencia es por ambas disciplinas, una mezcla de las dos, sin duda. Al final somos la suma de todo lo que vamos aprendiendo y al menos en mi caso la necesidad de estar siempre aprendiendo.

Antiguo Mercado de Abastos, proyectado por el arquitecto Javier Goerlich en 1935 y transformado, posteriormente, en centro deportivo, educativo y cultural por el estudio de arquitectura Veges tu i Mediterrània, aquí ilustrado por Virginia Lorente.

¿Qué ves cuando echas la vista atrás y recorres mentalmente estos diez años?

Sonrío, me dan ganas de encontrarme conmigo hace diez años, totalmente perdida, darle un abrazo y decirle, tranquila, todo va a ir bien, te vas a tener que esforzar mucho, no va a ser fácil, pero todo va a ir bien y ni te imaginas a toda la gente increíble que vas a conocer, los proyectos tan chulos que van a surgir y los grandes amigos que vas a tener y que aún ni conoces… ya verás ya, tú confía.

¿Te imaginabas en 2013 que estarías así en 2023? ¿Cómo veías @typical en su proyección futura?

En 2013 me resultaba difícil pensar que llegara un día en que pudieran cuadrar los números, jajaja. Tenía mucha ilusión, pero era incapaz de pensar en el futuro, me sigue costando, reconozco que soy muy catastrófica, me ilusiono con facilidad pero luego tengo un lado catastrofista. Una entusiasta pesimista.

Pero siempre he tenido claro que había que hacer las cosas bien, poniendo toda la atención y el cuidado, sin perder la idea original, tener siempre el concepto muy claro. Creo que lo que más feliz me hace es que se asocie @typical a buen diseño.

 Te gustarán todos tus trabajos y es cruel hacerte elegir, pero … 

Hay algo que siempre defiendo y es que en @typical ilustro para mí, no parte de un encargo, es iniciativa propia, esto me ha permitido hacer siempre lo que quiero, a mi manera, poner la mirada en aquellos lugares, paisajes, elementos que me interesan, aunque a priori pudiera resultar “poco comercial”, pero que creo que merecen la pena ser contados y creo que en eso se ha convertido un poco la esencia de @typical.

Con motivo de estos diez años, os he preguntado a personas del entorno cultural vuestro favorito de @typical, y coincidimos mucho, son esos espacios cargados de historias, de vivencias, lugares que van adquiriendo vida propia y han acabado convirtiéndose en un personaje más de la ciudad… la arquitectura habitada.

Santa María Micaela, la Finca Roja, la Piscina de Abastos, el edificio Barrachina, el Camp de Mestalla … Ilustraciones que son capaces de emocionar, y no lo digo de manera teórica, he visto a gente emocionarse al verlas, me han contado sus vivencias, sus recuerdos… qué importante son los lugares que habitamos, ¿verdad?

Edificio Barrachina, construido en 1930 en la Plaza del Ayuntamiento y proyectado por el arquitecto Javier Goerlich en colaboración con Francisco Almenar y Cayetano Borso.

Es curioso porque hace unos años una agencia de publicidad de Texas me pidió una colaboración para una marca de muebles muy vinculada a la educación. En nuestra primera reunión me enseñaron mi ilustración de Santa María Micaela, y yo pensé ¿qué hace Santa María Micaela en Texas? ¿Cómo ha llegado hasta ahí? querían evocar precisamente esa relación entre espacio, arquitectura y cómo afecta a nuestras relaciones sociales. Llevamos ya varios años colaborando, trabajando este tema, y es un placer.

Pero he de decir que seguramente, la ilustración que lo cambió todo fue el primer mapa ilustrado que realicé y que decora las puertas de la tienda, como una especie de estandarte. Tengo muchísimo cariño a esa ilustración, fue como tomar el rumbo. Cuando estaba en pleno proceso, trabajando en la tienda con pruebas impresas, un señor que venía de Alemania me dijo que quería comprarla, le dije que no, que era una prueba de impresión, aún tenía que modificar cosas, no era definitiva. Volvió al cabo de unos meses y me dijo ¿te acuerdas de mí? ¿ya puedo comprarla? ¡Ahora sí!

Es muy gratificante ver como algunas de ellas se han convertido en cubiertas de libros como «La plaza» o la magnífica novela «Noruega».

Ilustración de la fachada principal del Mercat Central. Ilustración de la fachada principal del Mercado Central, obra de 1916 de los arquitectos Alejandro Soler i March y Francisco Guardia i Vial.

¿Te queda mucho por dibujar de esta ciudad? 

Siempre queda mucho por dibujar, ya lo canta Julio Bustamante “València no s’acaba mai” y ese proceso de cambio, de evolución, también me interesa reflejarlo en mis ilustraciones y en los productos que diseño, al igual que las diferentes visiones de otras ilustradoras que también tienen un hueco en @typical.

Ni te imaginas la cantidad de peticiones que nos hacen y vamos apuntando, la gente quiere ver su barrio ilustrado, los lugares que son importantes para ellos, es muy emocionante sentir ese vínculo que se ha establecido.

Creo que la visión que tenemos de la ciudad ha cambiado muchísimo, nos hemos reconciliado con València, hemos aprendido a quererla y sentirnos partícipes de ella, de su evolución, de su historia. A sentirla como algo propio, a disfrutar de los espacios públicos, a que nos importe lo que sucede en la ciudad más allá de las fronteras de nuestras casas y creo que esto es fundamental.

Mapa ilustrado del centro histórico de Valencia con sus principales edificios y monumentos.

 

@typical Valencia está en la calle Caballeros, 2 y en los puestos 321-325 del Mercado Central de Valencia.

Fotografía: @typical Valencia y Eduardo Manzana.

Te puede interesar

Las conexiones humanas y el diseño sostenible

Las conexiones humanas y el diseño sostenible

La sostenibilidad y la circularidad como objetivos finales. Esos fueron los dos conceptos que unieron a las firmas Actiu y Consentino junto a un grupo de profesionales del diseño y de la arquitectura de Reino Unido que ha viajado a España "para compartir experiencias,...

Premio para el buen espacio público urbano

Premio para el buen espacio público urbano

El Premio Europeo del Espacio Público Urbano 2024 reconoce las mejores intervenciones de creación, transformación y recuperación de ese tipo de lugares en las ciudades europeas. Esta edición incorpora de manera excepcional la categoría Frentes Marítimos, como...

Sobre lo esencial y la vivienda mínima

Sobre lo esencial y la vivienda mínima

No resulta ninguna novedad afirmar que las serias dificultades de acceso a la vivienda están suponiendo un grave problema para el desarrollo natural de la vida de las personas en sociedades como la nuestra; un problema en boca de todos a la vez ampliamente desatendido...

Pin It on Pinterest