La guarida de Estiu en Benimaclet

23 marzo 2022

por | 23 marzo 2022

Allá por 2010, los arquitectos Carmel Gradolí y Arturo Sanz pusieron en marcha su estudio en una casa en el centro histórico del barrio de Benimaclet. El trabajo de ambos, con una solvencia fuera de duda, lo conocemos a través de las casas patio que se han especializado en recuperar precisamente en zonas antiguas de la ciudad, aunque suyos son también los vanguardistas colegios La Gavina o el Imagine School Montessori La Pinada, entre otros tantos proyectos.

Los Gradolí&Sanz, además de ubicar en Benimaclet su despacho decidieron montar, en ese mismo edificio, una serie de estudios profesionales en sistema de coworking. Era una forma alternativa de organizar los espacios de trabajo, no tan frecuente en ese momento, y de crear un lugar donde se fomentaran las colaboraciones, las famosas sinergias, al tiempo que se reducían los costes de mantenimiento. 

En otra parte de la ciudad, el estudio de diseño gráfico y editorial Estiu, con Diego Obiol al frente, buscaba su sitio definitivo. Y lo encontró.

Con el estudio he pasado por varias etapas en cuanto a espacios de trabajo. Estuvimos en un local en la calle Milagrosa; en un pequeño despacho en, entonces, Barón de Cárcer y, durante un tiempo, trabajando desde casa. En ese momento lo que más eché en falta era un espacio para reunirme y recibir a los clientes. El hecho de que este sitio estuviera a 5 minutos en bici de mi casa y que el espacio tuviera una buena sala de reuniones me convenció”, explica Obiol.

Diego Obiol y la diseñadora Clara Bayo.

En 2017, Diego Obiol instaló Estiu en los dominios de A Contrapeu, que así se llama el edificio maravillosamente rehabilitado por los arquitectos Gradolí y Sanz, donde hay cinco estancias independientes que comparten las zonas comunes: sala de reuniones, archivo, comedor-cocina… y los servicios típicos de un lugar de trabajo (calefacción, adsl, wifi).

De trabajar a diario en este lugar, Diego Obiol destaca “la tranquilidad —esta parte del barrio de Benimaclet es como un poblet—, la comodidad de las salas, la luz, la versatilidad de los diferentes espacios comunes, la sintonía con los compañeros que tengo… De hecho, cada vez que escuchaba el tópico de las sinergias que se pueden generar en espacios de trabajo compartido salía huyendo. La realidad es que se han dado y ya no puedo parar de generar sinergias (risas)”.

Benimaclet es ‘muy pueblo’. A nivel particular hago parte de mi vida de barrio allí, como compras y recados diarios, el mercado del viernes… Además tiene un tejido comercial muy sólido, lo que también ayuda a nivel profesional a la hora de acercarse a una buena papelería, hacer envíos a correos, etc”, apunta.

Un día normal en Estiu empieza llegando de buena mañana con la bici. Miro los correos, planificamos el trabajo y van llegando los miembros de ‘la familia’ con la que comparto el espacio. A eso de las 10:30, el desayuno es en el Horno Cuenca, toda una institución en Benimaclet, una cita ineludible. Después, las mañanas suelen ser de reuniones, visitas de proveedores o salidas a la imprenta. El que tengamos un comedor con cocina en el espacio facilita aprovechar las tardes”.

“Pau Domingo y yo creamos Estiu en junio de 2014. Un estudio con dos sedes, Valencia y Berlín, que es también un espacio en el que confluyen intereses personales y la colaboración con otros profesionales, Pablo Ejarque y Clara Bayo, principalmente. El tema del nombre, Estiu, fue curioso porque lo barajamos y nuestra sorpresa fue, tras un testeo que hizo Pau, lo bien que lo recibieron los berlineses aún antes de saber lo que significaba” (risas). 

Pau vive buena parte del año en Berlín y, aunque en los últimos años la carga de proyectos está aquí en València, seguimos intentando mantener esa ecuación que bien puede darse en un café en Botànic o después de un paseo por el río Spree”, explica. 

Diego Obiol y Jose Nieto, con Sirio en brazos.

«La estructura en València está compuesta por Clara Bayo, que se incorpora al estudio en octubre de 2021 tras unas prácticas, y por colaboradores fijos como Pablo Ejarque, con el que llevamos trabajando de manera muy constante desde hace unos años. También están en el equipo, de forma externa, Lidia Caro y Rafa Rodríguez en tareas de redacción, Jose Nieto con la programación web, María Mira con la fotografía … Al final somos parroquianos hasta en elegir la red con la que colaboramos”.

De los últimos trabajos de Estiu, además de su inestimable labor con el diseño de Flat Magazine, Diego Obiol destaca los más recientes: “Visit Gandia, el último Anuario de la Guía Hedonista, algunos proyectos de publicaciones corporativas como los que hicimos para AINIA y REDIT,  ¡y PRINT, de Impresum, y sus locuras siempre!”

Fotografía: María Mira.

Te puede interesar

La masía protegida del poeta Francisco Brines

La masía protegida del poeta Francisco Brines

La casa del poeta y Premio Cervantes 2020 Francisco Brines, situada en el término municipal de Oliva (Valencia), ha sido catalogada como Bien de Interés Cultural con la categoría de lugar histórico, lo que garantiza una protección sobre este patrimonio, un sitio...

Ciudad y activismo con videomapping en el CCCC

Ciudad y activismo con videomapping en el CCCC

‘Ciudad Glitch’ es el nombre del espectáculo sobre ciudad y activismo que se ha proyectado a través de videomapping en el CCCC. Con esta técnica visual que consiste en proyectar imágenes sobre superficies reales se han presentado, en el Centre del Carme, cinco piezas...

La Rambleta bajo la mirada ilustrada de Sant Marcel·lí

La Rambleta bajo la mirada ilustrada de Sant Marcel·lí

El próximo 4 de febrero, el centro cultural Rambleta pondrá fin a la celebración de sus más de dos lustros con un proyecto muy especial junto al barrio Sant Marcel·lí, en el que 20 destacados artistas, vinculados a los Distritos 8 y 9 de València, trasladan con su...

Pin It on Pinterest